¿Cómo se puede corregir la vista cansada?

La presbicia o vista cansada es un proceso fisiológico que da comienzo en torno a los 40 años de edad.

Los síntomas pueden aparecer antes o después en función de la ametropía de cada persona, de la capacidad de acomodación y por supuesto, de las exigencias visuales a las que se enfrente cada día. El envejecimiento es un proceso progresivo, y la capacidad de acomodación se va disminuyendo.

¿Qué ocurre al sufrir de vista cansada?

Nuestros ojos cuentan con una estructura que cambiando de forma, es capaz de permitir el enfoque a distancias diferentes, se trata del cristalino.

La pérdida de flexibilidad del cristalino es proporcional a la edad de la persona. Los músculos que rodean la lente se hacen menos flexibles y las proteínas que lo componen aumentan su rigidez.

Aparece entonces la incapacidad para enfocar de cerca, la fatiga visual y en ocasiones también los dolores de cabeza tras un esfuerzo prolongado para ver de cerca.

En la actualidad, con el uso de la tecnología diariamente, la exigencia y necesidad de enfocar a corta distancia es mayor.

¿La presbicia es irreversible?

Existen soluciones diversas para la vista cansada. Cada persona es distinta, por lo que debe ser un profesional de la oftalmología el encargado de valorar el tipo de solución con la que se logrará el mejor resultado.

Hay que recordar que se trata de un proceso fisiológico asociado al envejecimiento de las estructuras oculares.

Es necesario diferenciar la presbicia del síndrome visual informático, que es este popularmente es también llamado vista cansada. Se utiliza el mismo término para definir el mismo síntoma, pero la presbicia se asocia al envejecimiento. Una persona menor de o años que presente síntomas de vista cansada, indudablemente no padece de presbicia.

Soluciones para la vista cansada

La presbicia tiene dos soluciones: el uso de gafas y la intervención quirúrgica.

Con respecto a las gafas, estas pueden ser monofocales, dejando enfocar únicamente a una distancia; o multifocales. Esto puede extenderse a los usuarios de lentes de contacto.
Aunque los parámetros no abarcan todas las exigencias visuales, puede considerarse como una alternativa más.

Las soluciones quirúrgicas para la presbicia pueden temporales o permanentes, estas permiten al paciente prescindir de las gafas en la mayor parte de los casos.

Tratamientos láser

Se trata de una intervención con láser excimer en la córnea, un tratamiento semejante al que se realiza para corregir la miopía.

Implantes intraoculares

Los implantes pueden ser intracorneales (solución temporal y reversible),o lentes intraoculares multifocales para la sustitución del cristalino.

  • Implantes intracorneales: se implanta en la córnea un anillo plano o una microlente. Este posibilita enfocar objetos cercanos. Se trata de una solución temporal.
  • Lentes intraoculares: En esta intervención se sustituye el cristalino del ojo por una lente que mejore la calidad de la visión. Existen dos tipos de lentes: monofocales y multifocales. Estas últimas permiten a la vez la corrección de otros defectos como miopía y astigmatismo.

En ambos casos es imprescindible el estudio de las diferentes estructuras oculares, para establecer una solución personalizada adecuada a la edad y las necesidades de cada persona.

¿Cómo es la cirugía temporal de la vista cansada?

Existen dos tipos de técnicas de cirugía de presbicia con resultados temporales:

  • Operación con láser Excimer: intervención rápida y sencilla. En 4-5 días el paciente puede volver a su vida cotidiana.
  • Implante intracorneal: implante de una microlente en la córnea para enfocar los objetos intermedios y cercanos. Técnica mínimamente invasiva y reversible por si en un futuro aumenta la presbicia del paciente. El cristalino no se sustituye.

¿Cuál es la solución si la vista cansada aumenta con el tiempo?

Es posible someterse a una cirugía de presbicia permanente que consiste en implantar lentes intraoculares, para sustituir al cristalino.

Son lentes multifocales elegidas según las necesidades del paciente, y de sus condiciones oculares y necesidades. Corrigen además de la presbicia, la graduación que tenga el paciente en visión lejana. Con esta solución, se evita la aparición de las cataratas (a partir de los 60 años).

Para el tratamiento de la presbicia es necesario acudir siempre a un oftalmólogo. En Masquemedicos encontrarás a los mejores especialistas en prebicia de Madrid, Alicante, y el resto de España.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *