Talones agrietados: causas y soluciones

Los talones se agrietan cuando hay mucha sequedad en esa zona del pie. Los síntomas más habituales son la descamación o caída continuada de la zona más superficial de la piel, picor y enrojecimiento de los talones.

Hablamos con los especialistas en podología de Podoactiva sobre las causas y tratamiento de este problema de los pies.

Factores que provocan sequedad en la piel de los talones

Los expertos de Podoactiva explican que uno de los principales factores que pueden provocar que los pies se agrieten es la exposición al sol. El sol es perjudicial a largo plazo en todo nuestro cuerpo, por lo que nuestros pies también se ven afectados. “Los rayos solares afectan a nuestros pies, ya que hace que se sequen más y se agrieten. Es importante hidratarse con cremas podológicas al finalizar el día, por ejemplo tras la ducha antes de dormir, y con una protección solar alta cuando estamos expuestos al sol”, indican los expertos.

El uso de calzado abierto también puede provocar mayor sequedad, ya que la piel de los pies entra en contacto directo con el exterior, y como el resto del año están cubiertos, son más sensibles a estos agentes externos. Los podólogos señalan que “Lo recomendable es calzado cerrado y transpirable, así como una hidratación diaria”.

Otro de los factores que puede provocar la aparición de sequedad en los pies es la alimentación. “La dieta puede influir en la salud de los pies. Al igual que es sano beber 2L de agua al día y llevar una dieta equilibrada para el correcto funcionamiento del organismo, también es necesario comer bien para tener unos pies sanos” añaden desde Podoactiva.

También hay enfermedades que afectan el estado de la piel de nuestros pies. Estas patologías debilitan y deshidratan más la piel “como son los pacientes que tienen cáncer y tienen que recibir sesiones de quimioterapia o radioterapia y también las personas que sufren diabetes, porque es una enfermedad muy relacionada con los problemas con los pies y la piel” advierten los expertos en podología.

Quiropodia para tratar los talones agrietados

En algunos casos de talones agrietados la solución más idónea es una quiropodia, aunque siempre dependerá de cada caso y paciente. Siempre es aconsejable acudir a un especialista para que diagnostique el grado de sequedad del talón y qué tratamiento es el adecuado.

Consejos para reparar los talones agrietados

“Hay que evitar duchas con agua muy caliente y de larga duración, pues hacen que se deshidraten los pies y pueda aparecer más sequedad en ellos” explican desde Podoactiva, y recuerdan que “también es importante, sobre todo en los meses de verano, que tras ir a la piscina o a la playa, nos demos una ducha para quitarnos la sal y el cloro, pues debilitan y resecan mucho la piel.

El primer paso solucionar el problema de los talones agrietados y secos, es visitar a un podólogo para que nos aconseje según nuestro caso. Por otro lado, es importante utilizar diariamente (tengamos o no tengamos los talones secos) cremas específicas para recuperar la elasticidad e hidratación.

Podoactiva, clínica de podología y biomecánica en masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *