Tratamiento del vaginismo con toxina botulínica

El vaginismo puede tratarse mediante la aplicación de botox. Al inyectar esta toxina en los músculos vaginales se produce un efecto relajante en ellos.

¿Qué es el vaginismo?

Se trata de una disfunción en la que se produce una contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina, cerrándola de manera parcial o total, haciendo difícil o imposible, tanto el examen ginecológico como la penetración vaginal.

Tratamiento con botox

El tratamiento del vaginismo con botox, está pensado para reducir o eliminar las contracciones de la vagina.

La toxina botulínica tiene un doble efecto: relaja los músculos y disminuye el circuito del dolor, por este motivo se utiliza en casos de dolor vulvar crónico.

Gracias a este tratamiento la mujer puede disfrutar plenamente de las relaciones sexuales, sin dolor ni molestias.

Ventajas del uso de botox para tratar el vaginismo

  • Se trata de una técnica mínimamente invasiva.
  • Puede realizarse en una sola sesión.
  • Para su aplicación se utiliza anestesia local.
  • No requiere período de recuperación.
  • Es posible reincorporarse a la rutina normal de manera inmediata.

Si quieres saber más acerca del tratamiento del vaginismo mediante la aplicación de botox, acude a una consulta especializada, donde recibirás toda la información necesaria acerca de esta técnica.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia
Últimas entradas de Clínicas Dorsia (ver todo)

Un comentario en «Tratamiento del vaginismo con toxina botulínica»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *