Detectando posibles trastornos de alimentación, ¿Quiénes son Ana y Mia?

Manzana y cinta métrica

Así es como se conoce en blogs y videos que circulan por todo internet, a la anorexia y a la bulimia, los más conocidos trastornos de alimentación. Con solo poner estas dos palabras en cualquier buscador, se nos abrirán cientos y cientos de blogs que nos “ayudan” a ser príncipes y princesas pro Ana y Mia.

Estos, están en su mayoría realizados por jóvenes que buscan perder peso y mantenerlo de la peor de las maneras, es decir, dejando de comer o purgándose. En estas páginas webs, encuentran no solo consejos para mantenerse bonitAs y delgadOs (pues afecta no solo a mujeres sino también a hombres) así como apoyo en sus largas horas de hambruna y consuelo cuando se fracasa ingiriendo alimentos

Pero, ¿Qué son realmente los trastornos de alimentación?

Los trastornos de la alimentación son trastornos mentales caracterizados por un comportamiento patológico ante la ingesta o déficit de ingesta de alimentos existiendo un gran temor por subir de peso. Su origen es multifactorial, es decir, originados por la interacción de diferentes causas, tanto biológico, como psicológico, familiar y sociocultural. Esta enfermedad provoca consecuencias muy negativas para la salud física y mental así como en algunos casos hasta la muerte

Otras definiciones que se encuentran son:

Papalia (2005) define a los trastornos de alimentación como “comer en exceso y falta extrema de alimentos” y son más comunes en las sociedades industrializadas donde el alimento es abundante y lo atractivo se equipara con la delgadez.

Halgin (2004) dice que el significado psicológico de la comida se extiende más allá de sus poderes nutritivos y los define como trastornos caracterizados por conflictos sobre la comida, la alimentación, el ejercicio y la imagen corporal.

Aunque los más conocidos son la anorexia y la bulimia que afectan actualmente a más de 28.000 jóvenes en nuestro país, no solo existen esos dos, sino que también nos encontramos otros tales como el trastorno por atracón, la ortorexia, obsesión por la comida sana, y la vigorexia, obsesión por el ejercicio físico tan de modo actualmente

Según la Asociación contra la Anorexia y la bulimia (ACAB http://www.acab.org/es ) unas 26.000 chicas padecen este tipo de trastornos, lo que supone el 6% de la población femenina joven y otros 2.000 chicos que han desarrollado también alguno de estos trastornos alimenticios

Ejemplo de tabla de altura y peso “recomendada” sacada de un blog pro anorexia y bulimia.

Tabla de peso

Una vez conocemos un poco más sobre que son los trastornos de alimentación, ¿Cómo sospechar si alguien cercano a nosotros está padeciendo alguno de ellos?

Entre los más evidentes se encuentran:

  • Utilización injustificada de dietas restrictivas
  • Estado de preocupación constante en lo que se refiere a alimentación
  • Preferencia por no comer en compañía
  • Sentimientos de culpabilidad por haber ingerido alimento
  • Comportamiento alimentario extraño, comer de pie, desmenuzar la comida en trozos muy pequeños, ritmo alterado o muy rápido o muy lento, esconder la comida…
  • Encerrarse en el baño tras la ingesta
  • Pérdida de peso o del aumento del mismo injustificada
  • Miedo o rechazo exagerado al sobrepeso
  • Presencia de purgaciones como vómitos auto-inducidos, uso de laxantes o diuréticos…
  • En caso de las chicas, ausencia o retraso en el ciclo menstrual
  • Percepción errónea de tener un cuerpo obeso
  • Uso de ropa ancha o jerséis en la cintura con la intención de esconder su cuerpo
  • Estado depresivo e irritable con frecuentes cambios de humor
  • Disminución de las relaciones sociales
  • Dificultades de concentración

Ante cualquier sospecha de un posible trastorno de alimentación lo mejor siempre será primero, no perder la calma y segundo, contactar con los profesionales más adecuados para así, ponerse manos a la obra y poder ayudar a esa persona que, sin ser consciente de ello, está sufriendo un grave trastorno.

Traste Psicología Infanto-Juvenil

Traste Psicología Infanto-Juvenil en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *