7 consejos tras una luxación de codo

5/5 - (1 voto)

Una luxación o dislocación de codo se produce cuando los huesos de esta articulación se salen de la alineación. Se trata de una lesión bastante común, especialmente en los niños.

Generalmente una luxación de codo puede realinearse sin requerir cirugía para lograrlo. Sin embargo, si además de dislocado, el codo se ha fracturado, probablemente sea necesaria una intervención quirúrgica.

Síntomas de la luxación de codo

Los signos principales de una luxación de codo son: fuerte dolor en la zona afectada, y distorsión de articulación, que resulta evidente a simple vista.

Los niños de uno o dos años, que presenten una subluxación de la cabeza del radio podrían tener dolor solo al mover el codo, por lo que el niño evita usar el brazo y lo mantiene cerca del cuerpo.

En algunos casos la dislocación del codo es parcial, esta puede producir hematomas y dolor en la zona donde se han estirado o roto los ligamentos.

Causas de la luxación de codo

En los adultos las causas más comunes son las caídas, sobre una mano extendida, sacando de su lugar el húmero; o accidentes de coche, provocando un impacto al intentar agarrarse antes del choque.

Las caídas sobre una mano extendida también son la causa principal del codo dislocado en los niños y adolescentes.

En los niños más pequeños la luxación del codo ocurre generalmente cuando se les tira con mucha fuerza del brazo extendido.

Recomendaciones para pacientes tras una luxación de codo

  1. Acudir al médico si presenta alteraciones sensitivas o cambios de coloración en los dedos.
  2. Si aparece edema distal, es un indicativo de que no se ha mantenido el brazo en alto, por lo que se debe colocar la mano a la altura del hombro, utilizando el cabestrillo, y al acostarse, utilizar una almohada o cojín bajo la mano para que quede en alto.
  3. Si presenta dolor intenso, con cambio de coloración en los dedos, debe levantar bien alta la mano y acudir a urgencias, ya que puede tratarse de una contractura isquemia de Volkman.
  4. Mientras esté inmovilizada la zona, se deben realizar ejercicios activos de mano y muñeca ejercicios isométricos y contrarresistencia de flexo-extensión del brazo, así como ejercicios de movilización del hombro. Hacer estos ejercicios es de mayor importancia cuanto mayor sea la edad del paciente.
  5. Realizar el aseo del tronco y axila afecta.
  6. Después de retirar la inmovilización, se ganará amplitud articular de forma progresiva. Querer recuperar la movilidad más rápido resultará contraproducente.
  7. Está contraindicado colgarse peso de la mano (por ejemplo un cubo de agua) o suspenderse asido por esa mano.

Si has sufrido una luxación de codo, acude a la consulta de un profesional médico que pueda proporcionar el diagnóstico y tratamiento adecuado para la correcta recuperación de la lesión.

Bibliografía
José María Arribas Blanco, Cirugía Menor y procedimientos en Medicina de Familia

Sportsalud. Centro de Actividad Física y Salud

Sportsalud en Masquemedicos

Sportsalud Centro de Actividad Física y Salud
Últimas entradas de Sportsalud Centro de Actividad Física y Salud (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.