8 cosas que no debes decirle a una embarazada

Rate this post

Ser madre es uno de los momentos más felices en la vida de una mujer, pero también puede suponer mucho estrés, ya que los padres atraviesan las distintas etapas del embarazo y comienzan a prepararse para la llegada del bebé. Por esta razón es importante ser respetuoso con la privacidad y las emociones de las mujeres cuando están embarazadas.

Cuando recibimos la noticia de que alguien está embarazada, hay que saber responder con cautela, nunca debemos asumir que un embarazo es una simple y sencilla buena noticia, ya que no conocemos las situaciones personales de cada uno.

Aquí te contamos 8 cosas que debe evitar decirles a las mujeres embarazadas.

“Parece que estás a punto de explotar”

Las mujeres embarazadas no son globos gigantes. Más importante aún, una mujer embarazada no quiere que nadie comente sobre su tamaño, así que es mejor evitar este tipo de comentarios.

Los músculos abdominales durante el embarazo, responden a la expansión del útero de una manera diferente en cada persona. Comentar el tamaño puede hacer que la mujer se sienta cohibida e incluso culpable por el aumento de peso.

“¿Vas a tener gemelos?”

Una futura mamá te hará saber si espera gemelos, por lo que ni siquiera tienes que preocuparse por preguntarle.

Las mujeres reciben la suficiente presión de los medios para verse de cierta manera, por lo que lo último que necesitan es que alguien insinúe que han subido de peso s al crecer un ser humano dentro de ellas.

“¡Estás enorme!”

Es una buena regla general no comentar sobre el tamaño, la forma, el color o cualquier atributo físico adicional de nadie.

Las futuras mamás quieren esta saludables para sus bebés y comentar sobre su tamaño puede hacerles preocuparse.

“¿Fue planeado?”

Si una mujer embarazada desea compartir contigo los detalles de cómo quedó embarazada, lo hará, pero, de lo contrario, no preguntes porque es un asunto privado.

Independientemente de si planeaba quedar embarazada o no, ahora lo está y comparte las noticias contigo, así que responde de una forma simple con una frase como: “Espero que tengas un buen embarazo”.

“Te ves [cansada, enferma, triste…]”

A pesar de que todos hablan sobre el brillo especial que tienen las mujeres embarazadas, muchas madres nunca lo entienden, ya que sufren náuseas e insomnio terribles que no les permiten descansar y sentirse bien.

Las futuras mamás no pueden controlar la reacción natural de sus cuerpos al embarazo. Entonces, si se ven exhaustas o enfermas, no es necesario que hagas un comentario sobre ello.

“Para mi, lo peor del parto es…”

Gracias a Internet, hay innumerables relatos de primera mano de todo lo que puede salir mal durante el embarazo, el parto y los días posteriores al parto.

Deja que la futura mamá lea lo que quiera leer. No es tu trabajo asegurarte de que conozca todas las cosas terribles que podrían suceder durante la gestación y el parto.

Guárdate esa historia aterradora sobre sobre el nacimiento del hijo de tu hermana, o tu propio alumbramiento. Es fácil de comprender, si una persona está a punto de subirse a un avión para un largo viaje, no vas a contarle las peores historias de accidentes aéreos que conozcas.

“¡Tienes que comer por dos!”

Hay innumerables sitios web, blogs y libros dedicados a decirle a las mujeres lo que pueden y no pueden comer y beber durante el embarazo. Por lo tanto, no es necesario que expreses tus opiniones al respecto.

Tampoco es necesario dar consejos médicos, las mujeres asisten a consulta con un especialista en ginecología y obstetricia, que se encarga de eso.

“¿Estás embarazada?”

Cualquier comentario que asuma que una persona está embarazada, antes de ella misma lo informe abiertamente, es una mala idea. No des por sentado que una mujer está esperando un bebé solo mirándola.

Tampoco conoces su situación personal, tal vez está sometiéndose a tratamientos de fertilidad pero aún no ha logrado concebir. Quizás está embarazada, pero esperaba gemelos y ha perdido a uno de los bebés, tal vez ha dado a luz recientemente y aún luce como si estuviera encinta.

Comentarios de este tipo sobre un embarazo pueden hacer sentir incómoda a la futura madre, y en algunos casos ser dolorosos para ella.

En general el consejo es utilizar frases como “Espero que tengas un embarazo saludable” o “Te deseo lo mejor”.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *