Bichectomía para conseguir un rostro más fino

La bichectomía es la cirugía estética realizada para eliminar las bolas de bichat y conseguir una cara más fina. Las bolas de bichat son unas glándulas de tejido graso que se encuentran en las mejillas, debajo de los pómulos, que únicamente aportan mayor volumen a la zona, haciendo que el rostro se vea más redondeado.

Estas glándulas son de mayor tamaño en los bebés, y dan a su rostro esa característica forma redondeada. Con el crecimiento este tejido graso va disminuyendo, y sus rostros se van afinando, pero no en todas las personas se reducen de la misma forma, así las personas con las bolas de bichat más grandes, presentan un perfil más redondeado y poca definición en la zona de los pómulos.

Este efecto redondeado en el rostro es difícil de modificar, por esta razón, la bichectomía, es decir, la extracción de las bolas de bichat es el mejor tratamiento.

¿En qué consiste la bichectomía o extracción de las bolas de bichat?

La bichectomía es una tratamiento muy sencillo y poco invasivo, ya que se trata de una cirugía de carácter menor donde se realizan unos pequeños cortes en las mejillas desde la parte interior de la boca para extraer las bolas de bichat.

Se adormece la zona aplicando anestesia local, y seguidamente se realizan los cortes en la parte interior de las mejillas, unas incisiones de apenas un centímetro y medio. Seguidamente se procede a extraer las bolas de bichat, la cantidad de la extracción dependerá de los resultados que desee obtener el paciente, y la valoración del especialista.

Por último se cierra la incisión con puntos de sutura, cuya cicatriz no es visible, ya que está en el interior de la boca.

Para evitar la aparición de hematomas se suele colocar una venda compresora alrededor de la cara, que puede retirarse pasadas dos horas.

Postoperatorio de la bichectomía

Es importante evitar los alimentos que obliguen a nuestros carrillos a hacer mucha fuerza, por lo que se recomienda intentar comer productos líquidos o blandos, la primera semana. Los líquidos ingeridos no deben ser calientes, para que o interfiera en el proceso de cicatrización.

El cuidado de la higiene bucal después de realizar una bichectomía es imprescindible, así como evitar el consumo de alcohol y tabaco hasta después de dos semanas, para mejorar la cicatrización de las incisiones realizadas.

Se recomienda además aplicar frío en la zona en los días posteriores a la cirugía, y seguir un tratamiento farmacológico que incluye antiinflamatorios y antibióticos, para evitar infecciones causadas por los alimentos.

Los resultados de la cirugía de extracción de las bolas de bichat no se aprecian de forma inmediata, debido a la pequeña inflamación que se produce. Los resultados se verán al pasar aproximadamente un mes tras la intervención.

Como ves se trata de una intervención muy sencilla y breve, cuyo postoperatorio no es doloroso ni complicado. Si quieres modificar la forma redondeada de tu rostro, esta intervención puede ser la mejor opción, acude a una clínica especializada en cirugía estética para recibir toda la información necesaria de la mano de profesionales expertos.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *