Bottoming Out: caída del implante tras una intervención de pecho

Entre las intervenciones más frecuentes de cirugía estética se encuentra el aumento de los pechos, tanto en cirugías para elevación como de aumento de las mamas. En cualquier intervención quirúrgica pueden ocurrir complicaciones. En estos casos la utilización de dispositivos médicos como las prótesis mamarias puede conducir a una de ellas: el bottoming out.

¿Qué es el bottoming out?

El bottoming out es el desplazamiento hacia abajo de la prótesis mamaria después de un aumento de pecho, o mastopexia aumentativa (levantamiento de mamas con prótesis). Se produce un descenso del surco submamario, quedando la mama con una desproporción de tamaño del polo inferior de la mama, que es mucho mayor que el polo inferior. Dando a la mama la apariencia de “mama caída o pseudoptosis”, es decir, una falsa caída de las mamas.

Habitualmente este problema se produce cuando los tejidos de la paciente no pueden soportar adecuadamente el peso del implante, lo que hace que éste se desliza ligeramente hacia abajo, produciendo una pequeña asimetría mamaria. Es una complicación poco frecuente y que suele afectar a pacientes que tienen una laxitud de los tejidos mayor de lo normal, que produce asimetría y que en casos muy leves no necesita ser corregida, pudiendo afectar a una o a las dos mamas.

El bottoming out también es frecuente cuando la prótesis es de mayor tamaño que el espacio existente en el tórax de la paciente, por lo que al necesitar ocupar más espacio encuentra mayor facilidad para desplazarse hacia abajo.
También es más habitual cuando se coloca la prótesis en el plano subpectoral, porque al colocar el implante debajo del músculo su fuerza contribuye a desplazar el implante tras múltiples y continuadas contracciones musculares.

¿Cómo se corrige la caída o descenso del implante?

Para corregir esta situación hay que reposicionar o ascender verticalmente el surco submamario, de manera que consigamos ascender el implante hasta niveles cercanos a los que se establecieron con la primera operación. Esto se hace mediante la fuerte fijación del surco mamario inferior, lo que va a mantener la prótesis en su sitio, incluso con la ayuda de técnicas más complejas mediante utilización de “colgajos” de tejidos propios o mallas sintéticas que se integran en el surco mamario.

En otros casos la solución para esta complicación consiste en el recambio de los implantes por otros de tamaño y peso más reducido, la readaptación del hueco o bolsillo y, en ocasiones, el cambio de plano de colocación de los implantes a una posición subfascial o subglandular cuando la causa es el músculo pectoral.

Hay que tener en cuenta que las prótesis con mejor comportamiento para evitar el bottoming out son los implantes mamarios de gel de silicona (semicohesivos o cohesivos), con superficie micro-rugosa o micro-texturizada. Estos permiten una mayor adhesión a las partes internas de las mamas, mientras que los implantes de superficie lisa son objetos libres y obligan al cirujano a ser mucho más prudente con el tamaño del implante, y una fuerte y duradera fijación del surco inferior de las mamas.

En general, para corregir esta complicación, será conveniente el ingreso en la clínica y la utilización de una sedación anestésica profunda.

Para evitar este tipo de complicaciones es necesario ponerse en manos de un cirujano experimentado que sea capaz de realizar, para cada caso, un bolsillo lo suficientemente estrecho como para sujetar el implante sin permitir su movimiento y la correcta elección del implante mamario

También es fundamental que la paciente siga los consejos de recuperación indicados durante el tiempo necesario para evitar las complicaciones.

Dr. Terrén: especialista en caída de implantes tras aumento de pecho
Dr. Terrén en Masquemedicos

Dr. Julio Terrén

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *