Cómo preparar un día de spa en casa

Rate this post

Después de una larga semana de trabajo, sólo te apetece relajarte y mimarte un poco. Necesitas un día para dedicarle a tu disfrute y relajación. Y ¿qué mejor que un día completo de spa?. No te preocupes, no tienes que invertir mucho dinero, ni siquiera salir de casa, porque hoy voy a darte algunas ideas para disfrutar de un día de spa en casa, low cost y muy desestresante.

Puedes disfrutar de un día de spa en casa en solitario, o si prefieres, invitar a algunas amigas y pasar un rato divertido y diferente.

Ideas para preparar tu propio spa en casa

Lo primero es juntar todas las cosas que vas a necesitar en tu día de relax. Lo ideal es tenerlo todo preparado y juntos, ya sea en una bandeja o una mesilla auxiliar, para luego poder dedicarse únicamente a disfrutar sin preocupaciones.

Tómate el día con calma, no hay trabajo, ni despertador, no hay tareas que hacer, ni hay que llevar a los niños al cole, te mereces un descanso.

Levántate a la hora que el cuerpo te lo pida, prepara un buen desayuno, rico y saludable, y toma una ducha alternando temperaturas en fría y caliente, esto te ayudará a limpiar tu cuerpo y abrir los poros para que cada uno de los tratamientos que apliques sean aún más efectivos.

Limpieza del rostro

El primer tratamiento de nuestro spa casera es la limpieza facial. Para ello puedes utilizar una crema casera que prepararás fácilmente.

  • Para pieles normales: Mezcla leche y yogurt.
  • Para pieles grasas: Mezcla dos cucharaditas de agua con una y media de bicarbonato.
  • Para pieles secas: Utiliza aceite de oliva, aplicandolo con la llena de los dedos.

Para que sea fácil colocar estas cremas caseras, moja un algodón en el producto preparado y espárcelo en tu rostro. Luego deja que actúe durante unos minutos y seguidamente enjuagar con agua tibia.

El siguiente paso es mimar tu rostro con una mascarilla, existen muchas variedades para cada tipo de piel y los precios son muy asequibles. Igualmente aquí tienes una receta de mascarilla hidratante, para que tu piel se vea luminosa y fresca, y al tacto tenga la suavidad que necesitas.

Para esta mascarilla necesitas:

  • Medio plátano
  • Una clara de huevo
  • Algunas hojas de menta
  • Una cucharadita de miel

Mezcla todos los ingredientes hasta que se conviertan en una pasta, colócala en tu rostro y déjala actuar durante 15 minutos y luego retirala con agua tibia.

Mientras esperas aprovecha para escuchar tu música favorita y relajarte, leer una revista y enterarte de los últimos cotilleos, o lo que se te ocurra. Pero ¡nada de tareas del hogar!.​

Si quieres que tus labios estén muy suaves y bonitos, mezcla un poco de azúcar morena con otro poco de miel o con tu bálsamo labial favorito. Coloca la mezcla sobre tus labios con movimientos circulares, y déjalo actuar unos minutos. Finalmente retira la mezcla con agua tibia.

Cuidado del cabello

Es el turno de tu cabello en esta sesión de spa. Puedes hacer un baño de crema preparado en casa, simplemente mezclando un poco de tu acondicionador con un huevo, una cucharada de aceite de oliva, y un poco de zumo de limón. Colócalo en el cabello húmedo, separándolo primero en mechones.

Una vez que hayas pasado la crema por todo el pelo, masajea tu cuero cabelludo para relajarte y deja actuar el baño de crema durante media hora. Luego enjuaga con abundante agua tibia.

Hidratación corporal

Mientras el baño de crema actúa, aprovecha el tiempo para dedicarlo al cuidado de tu cuerpo, hidratándolo con tu crema corporal diaria, pero esta vez tómate tu tiempo y hazlo con calma. Aplica la crema con un masaje con tus brazos, antebrazos y piernas. Si lo necesitas puedes aprovechar para depilarte, pero antes de usar la crema.

Uñas perfectas

Ahora es el turno de tus uñas, comienza cortandolas y limándolas adecuadamente, para emparejar los bordes y darles una forma perfecta.

Te recomiendo usar un esmalte protector y endurecedor, antes de pintarlas con tu color favorito. También puedes usar una crema específica para cuidar tus cutículas, así lucirás unas manos más cuidadas y bonitas.

​Pies suaves e hidratados

Si quieres tener unos pies perfectos y suaves, comienza remojándolos en agua tibia. Si llevas las uñas pintadas, elimina los restos con quitaesmalte y algodón. Luego, limpia las uñas con un cepillo para eliminar las células muertas. Seguidamente aplica una crema​ exfoliante y enjuágalos con abundante agua tibia.

Ahora corta las uñas de tus pies y límalas con mucho cuidado. ​Luego utiliza una piedra pómez en los talones y las partes más secas de los pies.

Para finalizar pinta las uñas de tus pies con tu esmalte preferido ¡y listo!. Te sentirás renovada y perfecta.

Si después de este día de spa, necesitas algún tratamiento profesional para mejorar tu estética facial o corporar, acuda a un profesional de la medicina estética. En Masquemedicos encontrarás a los mejores expertos en medicina estética de Madrid, Barcelona, Marbella y todas las ciudades de España.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

2 comentarios sobre “Cómo preparar un día de spa en casa

  • el 7 septiembre, 2017 a las 11:29
    Permalink

    ¿Qué chorrada es ésta?
    ¿Y por qué sólo es el día de para “ella”; acaso no están por igual tanto unos como otras en las mismas condiciones?
    ¿A qué viene tanta contradicción cuando apartarse de las rutinas del horario de sueño habitual se deja no se mejora?
    Tantas veces repetidas en otros escritos y ahora se ve que un día de desorden, pues eso es lo que es, sólo se interpreta como una contradicción más a otros dónde se plantean lo contrario
    Qué estupidez, no solo por dirigirlo hacia “ellas”, ya da a entender las ganas de escribir por escribir…metiendo la pata hasta el fondo del fango.
    Será mejor no seguir leyendo tanta basura, o el escritor/a haciéndolas. Pues aunque “una” se dé un potingue de “cremitas” con bases en lácteos y sus derivados una tarde, no sólo no son la panacea, confirma aquel refrán de : mona se queda.
    Para que algo sea efectivo debe ser diario; siempre y cuando, claro, esté demostrado que eso sirve para algo.

    Vender este tipo de “homeopatía” no sólo demuestra incapacidad, además alienta en seguir en los mismos términos y costumbres desechadas que proceden de la más “alta Edad Media”…o “mediuns”… Porque, en realidad, esto es lo que parecen estos escritores de estos consejos-relatos: Mediuns de la vida sana.

    ¿Y esto aparece en una publicación de medicina que debería tener un comportamiento científico o, al menos, racional? Pues deja a ésta con un carácter de poca credibilidad.
    Ya sólo falta escribir que si el día tal de “spa”, si además eres de tal horóscopo, entonces escoge le día, hora y cóctel….
    Una panacea.

    Bien, dicho esto; si lo que deseas es no padecer algo y relajarte, nada como tener o vivir en una zona o ciudad termal o mineromedicinal y, cada día, después de un largo paseo con tu toalla, llegar a la poza y bañarte cada día del mes, al menos unas diez veces cada treinta días y echar unos tragos de esa misma agua en cada baño (del caño de dónde salga, claro)

    No sólo notarás dos cosas:
    – La caminata te sentará de lujo
    – El baño será la repera
    Y de vuelta a casa te darás cuenta que si las aguas si son cálidas, mejor qué frías.
    Todo lo demás es consumir aguas del grifo que como mucho vaciarán más los embalses…
    ¿Y lo de llamar a unas amigas, a qué viene y qué enfoque lleva?

    Vale, pues si eres un tío, también puedes llamarlas y, a amigos también, montar una orgía; eso sí que es un relax.

    Respuesta
    • el 7 septiembre, 2017 a las 11:30
      Permalink

      Ah, lo olvidaba.
      Pueden borrar este comentario si les parece demasiado crítico o
      poco “elegante” para tanta cursilería

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *