¿Cómo seguir una dieta ecológica tras las navidades?

Tras los excesos navideños es posible que hayas ganado algún kilo extra. Las comidas y cenas de empresa, con amigos y familiares, y por supuesto las de nochebuena y nochevieja, unidas al roscón de reyes, nos llevan a romper nuestra forma habitual de ingesta alimenticia.

Es un buen momento para mejorar nuestra dieta, añadir hábitos saludables incluso comenzar a ingerir alimentos ecológicos, que aportan beneficios para nuestra salud.

Los alimentos bio son más saludables y en su cultivo no se utilizan fertilizantes ni pesticidas, tampoco se modifican genéticamente, por lo que mantienen todos sus nutrientes.

Los productos no orgánicos suelen tener una imagen casi perfecta, formas, tamaños y colores uniformes y seriados, por el contrario los de cultivo ecológico son más irregulares, con formas y tamaños variables

Consejos para mantener una dieta más saludable y ecológica

Generalmente asociamos la alimentación ecológica con la compra de productos caros, pero los productos ecológicos y de calidad no tienen porqué ser caros. Existen muchas opciones para poder conseguirlos a un precio accesible.

A continuación te damos algunas claves para comenzar el año con una dieta más sana y ecológica.

Beber más agua y menos refrescos

En invierno no nos apetece tanto beber agua como en verano, pero es igualmente necesario. Optar por beber agua con las comidas en vez de refrescos o zumos azucarados, reduciremos las calorías que ingerimos.

Reducir la ingesta de productos de origen animal

Limitar la cantidad de este tipo de alimentos a los 100 gramos (pescado, carne roja, pollo, huevos, etc.), y cocerlos de forma ligera, por ejemplo a la plancha o hervidos. También es una buena idea mezclar los productos animales con 100 o 200 gramos de vegetales.

En una dieta ecológica se consume carne animal de origen orgánico, evitando las carnes de animales que han sido tratadas con productos químicos.

También se evita el consumo de carnes que impliquen sufrimiento animal, como las que se obtienen en los mataderos o las granjas de gallinas ponedoras, que pasan toda su vida encerradas en una jaula.

Aumenta el consumo de frutas y verduras

Elige verduras, vegetales y frutas ricos en vitaminas para añadir a tus comidas, mucho mejor si se trata de productos ecológicos, libres de químicos y pesticidas.

Compra frutas y verduras de temporada, aunque durante todo el año tenemos disponibles en los supermercados todo tipo frutas y verduras, al elegir las que no son de temporada estaremos pagando más por un producto de menor calidad.

Planifica tus comidas

Organiza tu menú semanal, así podrás controlar mejor lo que comes, cocinando en casa y comiendo de forma mucho más saludable.

A la hora de comprar recuerda que algunos productos son más baratos si los compras a granel, como el arroz o las legumbres, y esto puede suponer un ahorro significativo.

Haz 5 comidas diarias

Toma un buen desayuno, seguido de un tentempié sana, una comida sana, otro tentempié por la tarde, y termina el día con una cena saludable.

El deporte no puede faltar

Retoma la vida activa, sal a caminar, sube por las escaleras, regresa al gimnasio, haz una excursión el fin de semana… Hay muchas opciones diferentes para practicar alguna actividad deportiva.

Seguir una dieta ecológica aporta un gran beneficio para tu salud, ya que los productos que consumes no contienen químicos, hormonas o metales pesados. Recuerda que una alimentación saludable y ecológica, no solo te ayuda a deshacerte de esos kilos que ganaste durante las fiestas, sino también a mejorar tu salud, equilibrar tu sistema digestivo, e incluso a reducir los problemas de la piel.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *