Conoce el procedimiento de manga gástrica desde la experiencia de una paciente

La manga gástrica, también conocida como sleeve tubo gástrico es una técnica para perder peso, en la que se reduce la capacidad del estómago hasta un 80%, modificando su forma, para convertirlo en una especie de manga o tubo. La intervención se realiza mediante endoscopia.

Gracias a la manga gástrica, al reducirse la capacidad del estómago, el paciente se siente saciado mucho antes y disminuye la cantidad de alimentos que ingiere. El estómago es más pequeño y segrega una cantidad inferior de grelina, conocida como la hormona reguladora del apetito.

La mejor forma de saber cómo es el proceso para un paciente, es conocer su historia de primera mano, por eso el siguiente testimonio te ayudará a despejar dudas sobre el tratamiento de sleeve o manga gástrica.

Testimonio de paciente de manga gástrica

A través de internet, Jessica descubrió el método de pérdida de peso con manga gástrica. Así que decidió acudir a la clínica, y consultar con los especialistas en cirugía de la obesidad.

Reconoce que su vida a mejorado después de someterse a la intervención, antes había perdido incluso las ganas de hacer planes con su familia y amigos, por el hecho de que no se sentía motivada para vestirse y arreglarse para la ocasión, su autoestima estaba disminuyendo.

Nos explica que para prepararse para la intervención, es necesario estar unos 15 días a base de líquidos, consumiendo un batido especial de proteínas. Es necesario perder algunos kilos antes de la operación. Además cada día se debe hinchar un globo, el objetivo de esta tarea es que los pulmones se ensanchen para el día de la intervención. Todo esto siempre bajo estricta vigilancia médica.

Después de realizada la cirugía, sólo pasaron dos días para que Jessica pudiera volver a casa, sin embargo ella se tomó una semana libre en su trabajo para tener una recuperación más tranquila.

Cada día el equipo médico realizó un seguimiento telefónico de la evolución de la paciente, estando siempre al pendiente de su estado. Cuatro días después asistió a la consulta médica para controlar su progreso tras la cirugía, tomando sus medidas, revisando su peso, controlando el drenaje. La semana siguiente se le retiró el drenaje y a partir de ese momento ya podía retomar su vida normal, volver al trabajo y a sus actividades diarias, tan sólo 10 días después de la operación.

Nos explica que la intervención se realiza por laparoscopia, es decir, la incisión grapado y colocación del drenaje se realiza a través de la garganta.

Para ella el cambio ha sido drástico, y está contenta con los resultados. Además la clínica le ha proporcionado atención psicológica para enfrentar el cambio y mejorar su autoestima.

Es importante recordar que este tipo de métodos de pérdida de peso deben ser realizados por un equipo médico experto en cirugía de la obesidad, tanto la cirugía en sí, como el seguimiento durante el pre y postoperatorio.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *