¿Qué hacer cuando la dieta fracasa?

Muchas personas que desean adelgazar recurren a las famosas “dietas milagro”, buscando perder peso rápidamente. Pero estas dietas pueden tener efectos muy negativos en la salud y además pueden tener efecto rebote. Existen tratamientos médicos que ayudan a perder esos kilos de más sin poner en riesgo la salud, y evitando recuperar el peso perdido.

Consecuencias de las dietas milagro

Estas dietas que prometen ayudarnos a perder mucho peso en poco tiempo, pueden producir una pérdida de nutrientes y vitaminas en nuestro organismo. Cuando existe una deficiencia de minerales en el cuerpo, el sentido del gusto y el apetito pueden verse alterados, además aumentar el riesgo de padecer osteoporosis o trastornos en la coagulación sanguínea.

El déficit de vitaminas que puede producirse al hacer una “dieta milagro” (principalmente vitaminas B1, B2 y B3) puede provocar irritabilidad, lesiones cutáneas, gastrointestinales, oculares, entre otras.

También puede tener efectos psicológicos negativos, y desarrollar trastornos alimentarios, y desajustes en el metabolismo.

Por supuesto, una de las consecuencias más comunes de este tipo de dietas es el famoso efecto rebote. Al someter a nuestro organismo a una dieta muy baja en calorías, se pierde peso muy rápidamente, así el organismo se comporta de manera más eficiente, consumiendo una menor cantidad de energía, causando graves problemas de salud y un aumento de peso drástico cuando volvamos a comer de forma normal.

Perder entre 10 y 20kg

La mejor opción para las personas que desean perder 10, 15 o 20kg, es un programa personalizado diseñado por profesionales, para aprender a cambiar sus hábitos.

También puede acompañarse con sesiones de aparatología, carboxiterapia y mesoterapia, para lograr adelgazar de forma saludable y no recuperar el peso perdido.

Personas con obesidad I y II

La reducción de estómago con el Método POSE es uno de los tratamiento indicados para aquella personas que desean adelgazar, y cuentan con un Índice de Masa Corporal entre 30 y 40, es decir, obesidad tipo I y II.

Para llevar a cabo el Método POSE no es necesario realizar ninguna incisión, ya que la reducción de la capacidad del estómago se realiza mediante una endoscopia, por vía oral.

Al hacer pliegues en la parte superior del estómago se logra reducir la producción de grelina (hormona del hambre), y con los pliegues en la parte inferior se ralentiza su vaciado.

Otro tratamiento recomendado para pacientes con un IMC entre 30 y 40 es el balón gástrico, que consiste en la introducción de un balón de silicona en el estómago, con el fin de producir una sensación de saciedad con una ingesta de alimentos inferior.

El balón gástrico se introduce mediante endoscopia, y se retira a los 6 o a los 12 meses, en función del grado de sobrepeso del paciente.

Personas con obesidad mórbida

Para aquellas personas que sufren de obesidad severa y mórbida (IMC superior a 40), que además pueden padecer otras patologías como diabetes, hipertensión, apnea o enfermedades del corazón, el tratamiento indicado es la manga gástrica.

La reducción de estómago con esta técnica se lleva a cabo mediante una cirugía mínimamente invasiva por laparoscopia. La capacidad del estómago disminuye un 80% después de la intervención, segregando así una menor cantidad de grelina.

Personas que se han realizado una cirugía bariátrica anterior

Algunas personas, después de someterse a una cirugía bariátrica, recuperan el peso perdido, otros no consiguen el objetivo deseado. Para ellos se indica la técnica ROSE.

Con esta técnica se sutura la pared, realizando mediante endoscopia, de 2 a 4 plicaturas en diferentes puntos del estómago, para reducir su capacidad.

Si tienes problemas de sobrepeso y no consigues perder esos kilos de más, acude a una clínica especializada en tratamientos para la obesidad y cirugía bariátrica, allí recibirás el asesoramiento necesario para lograr tu objetivo y tener una vida más saludable.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *