Dile adiós a tus ojos cansados gracias a la cirugía de párpados

5/5 - (2 votos)

A medida que vamos envejeciendo los párpados se van cayendo y aparecen bolsas debajo de los ojos debido a la pérdida de tono y elasticidad de la piel, a la debilidad del músculo orbicular, a la atrofia de la grasa de las órbitas… todo esto provoca que la persona presente un aspecto cansado, como de decaimiento.

La blefaroplastia tiene como objetivo corregir los signos de envejecimiento localizados en la región orbitaria, es decir, los párpados y las bolsas en los ojos.

La cirugía de párpados se puede realizar en los párpados superiores, en los párpados inferiores o en ambos. Se puede realizar como un procedimiento independiente o en combinación con otros procedimientos estéticos faciales.

El objetivo es eliminar el aspecto cansado de los ojos sin alterar la expresión de la mirada.

¿Cómo sé si soy candidata/o para una blefaroplastia?

La blefaroplastia es para pacientes que tienen piel suelta, “floja” o protuberancias de grasa en el párpado. Muchas personas sienten que sus párpados se sienten pesados ​​al final del día. Al reducir la cantidad de piel redundante, se aliviará la sensación de “pesadez” y se lucirá una mirada más descansada y joven.

Por poner un ejemplo, la blefaroplastia inferior elimina la grasa abultada y/o la piel del párpado inferior. El abultamiento de grasa es principalmente genético y comienza a ocurrir a principios de los cuarenta.

¿Por qué aparecen bolsas debajo de los ojos?

Los ojos están rodeados de depósitos de grasa que ayudan a protegerlos. A medida que las personas envejecen, la membrana que contiene la grasa se debilita, lo que hace que la grasa se deslice hacia fuera ocupando nuevos espacios. La herencia genética también determina la aparición de las bolsas.

¿En qué consiste la blefaroplastia superior?

Este tipo de blefaroplastia se centra en el párpado superior, y consiste en eliminar el exceso de grasa, músculo y piel que puede hacer que el ojo se vea caído, como si contase con una “capucha”. La incisión necesaria se realiza en el pliegue del párpado superior.

Hay diferentes tipos de blefaroplastia superior:

Los pacientes que sufren de dermatochalasis (exceso de piel en los párpados) requieren de un procedimiento que elimine exclusivamente el exceso de piel. Hay que tener en cuenta que el exceso de piel en el párpado superior puede causar tensión, lo que hace que los párpados del paciente trabajen más de lo normal para permanecer abiertos.

Otros pacientes presentan bolsas de grasa en la zona que pueden retirarse sin necesidad de quitar piel.

Otras veces se extrae una delgada tira de músculo (orbicularis oculi) para eliminar volumen en el párpado.

¿A qué se le conoce como blefaroplastia inferior?

También conocida como cirugía de párpados inferiores, se trata de una intervención que consiste en eliminar el exceso de grasa, músculo y piel que se acumula en el área y que puede generar arrugas, ojeras, hinchazón o bolsas.

Este procedimiento también puede emplearse para reposicionar y tensar el párpado o crear una transición bien contorneada desde el párpado inferior hasta la parte media de la cara.

Una blefaroplastia inferior requiere de una pequeña incisión a lo largo de los párpados inferiores, ya sea en la línea de las pestañas o dentro de cada párpado, para poder acceder al área situada debajo de cada ojo.

El objetivo es eliminar y/o reposicionar el exceso de tejido y los depósitos de grasa para rejuvenecer y refrescar la apariencia de los ojos.

Dr. Antolín especialista en blefaroplastia
Dr. Pedro Antolín en Masquemedicos

Dr. Pedro Antolín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.