Efectos de la luz azul de los dispositivos sobre la piel

La luz azul, emitida por las pantallas y dispositivos electrónicos, puede producir daños graves en la piel.

La exposición de nuestra piel a la luz azul es cada vez mayor, algo que preocupa a los expertos. La Dra. Virginia Sánchez, Directora Médica y Dermatología de Clínicas Dorsia, advierte que debemos tomar conciencia y hacer recuento de las horas que pasamos frente a las pantallas, y nos explica cómo incide este luz en nuestra piel.

¿Cómo incide la luz azul en tu piel?

No existe una forma estandarizada de medir las consecuencias de la luz azul sobre nuestra piel. ni protegerse de ella, así lo afirma la Dra. Sánchez. Esta luz procede de fuentes artificiales y penetra de forma más profunda en la epidermis, dermis y tejido subcutáneo, y aunque no se le ha relacionado con la aparición de cáncer de piel, sí que parece tener implicación en el proceso de fotoenvejecimiento a través del estrés oxidativo.

El exceso de luz azul se relaciona con el envejecimiento de la piel, ya que la metaloproteinasas activan la destrucción del colágeno de la piel.

Otro de los efectos negativos es la sequedad de la piel, ya que provoca una reducción de las células que mantienen la piel hidratada.

También pueden aparecer manchas e hiperpigmentación en la piel. Son más vulnerables a este efecto, quienes presentan un fototipo alto, porque sus células producen más melanina; también las mujeres embarazadas, y las personas que se han sometido a tratamientos de peeling o resurfacing en el rostro, y que su piel es más sensible.

¿Cómo protegernos de la luz azul?

Es fundamental controlar el tiempo de exposición a ordenadores y dispositivos electrónicos, especialmente en los niños, que son más vulnerables a sus efectos.

Utilizar un protector solar específico para este fin (Luz HE-VL), ayuda a reducir el impacto de la luz azul.

Complementando esta protección con visitas regulares a la consulta del dermatólogo, protegeremos nuestra piel de los efectos negativos de la luz de los dispositivos electrónicos en la piel.

Si los efectos de la sobreexposición a la luz azul ya se encuentran presentes en tu piel, acude a la consulta de un especialista en dermatología y medicina estética, para encontrar los tratamientos adecuados y más seguros, que puedan ayudarte a mejorar el estado de tu piel y devolverle un aspecto hidratado, luminoso y joven.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *