El spiking como nueva manifestación del machismo

5/5 - (2 votos)

Seguramente has escuchado hablar de las recientes denuncias de mujeres víctimas de “pinchazos” en locales de ocio nocturno, ya sea para inducir a la sumisión química o para generar miedo, creando así una sensación de inseguridad. Este fenómeno ya tiene nombre, es conocido como spiking.

Las primeras noticias de esta práctica proceden de ciudades británicas como Bristol, Brighton o Nottingham, donde comenzó lo que se ha convertido aparentemente en una “moda” delictiva, a finales del año 2021, con la flexibilización de las restricciones para frenar los contagios de la COVID19.

Actualmente en España se investigan al menos 60 denuncias de spiking. La mayoría de las mujeres dicen haber sentido pinchazos, tienen marcas de inyectables y refieren síntomas de parálisis, confusión e irrealidad.

Sumisión química: nueva manifestación de la cultura machista

Pilar Conde, Directora Técnica y Psicóloga de Clínicas Origen, explica que la sumisión química es “una manifestación de la cultura machista, que busca sometimiento y control” sobre las mujeres.

La experta explica que estos pinchazos no se hace únicamente con un interés sexual, sino de poder someter y controlar a la mujer, en ocasiones presumiendo de ello como quien caza una presa, alimentando así el ego machista.

La retroalimentación y el enaltecimiento que proceden de las “manadas” dentro de una cultura de la violación, son dos factores que, según explica Conde, pueden incidir en el aumento de este tipo de prácticas. Además del consumo de pornografía donde la mujer se somete de forma voluntaria, asumiendo un rol pasivo.

Cuando no se produce ese sometimiento, se buscan fórmulas para obligar a las mujeres a satisfacer los deseos sexuales, de aquellas personas que no son capaces de diferenciar entre este tipo de relaciones y las consentidas, basadas en el respeto.

Los hombres como parte del cambio

La inmensa mayoría de los hombres sí que distinguen entre las relaciones consentidas y aquellas que se llevan a cabo bajo el sometimiento inducido por la fuerza, o por sustancias químicas. Es también en ellos en quienes la sociedad debe apoyarse para frenar este tipo de actos delictivos.

Los hombres deben formar parte del cambio, “ser parte de la solución, sancionando estas conductas y creando una red de apoyo hacia la mujer que se vea en condiciones de vulnerabilidad”, indica Pilar Conde.

Es necesario informar a los jóvenes, especialmente desde casa, sobre los peligros a los que se exponen, eso sí, sin generar alarmas innecesarias.

El consejo de la psicóloga es hablar con ellos y preguntarles cómo se protegen, recomendándoles contar siempre con el apoyo de sus amigos. Estableciendo un diálogo sobre este asunto, los adultos también podrán sentirse más tranquilos y aliviados ante los peligros del ocio nocturno.

Clínicas Origen, especialistas en Psicología y Psiquiatría

Clínicas Origen en Masquemedicos

Clínicas Origen
Últimas entradas de Clínicas Origen (ver todo)

3 comentarios en «El spiking como nueva manifestación del machismo»

  • el 3 octubre, 2022 a las 12:22
    Enlace permanente

    Buenas tardes todas las violencias de genero la culpa es de la justicia, ya que por desgracia en España no existe justicia, si cuando violaran a una mujer tuviera una pena grave los violadores se lo pensarían igual que otros delitos que lo cogen la guardia civil y a las horas, lo dejan libre no como antiguamente,que a la guardia civil se le respetaba y hoy no pueden hacer nada ,es una vergüenza en general la justicia de España,viva la guardia civil

    Respuesta
    • el 3 octubre, 2022 a las 13:38
      Enlace permanente

      LA CULPA DEL DETERIORO DE LAS INSITUCIONES ES DEL GOBIERNO CENTRAL, NO DE LOS TRIBUNALES QU SE LIMITAN A APLICRAR LA LEY QUE HACEN LOS POLITICOS..

      Respuesta
  • el 3 octubre, 2022 a las 13:35
    Enlace permanente

    MACHISMO OTRA VEZ ?? , SON USTEDES REPETITIVOS EH!! , QUE ORIGINALES..
    MACHISMO PROVOCADO MUCHAS VECES POR QUIEN ?? .
    HAY DELITO O NO , Y NADA MAS… Y DEJENSE DE MACHISMO O DE FEMINISMO, QUE TAN MALO ES UNO COMO OTRO…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.