La hidratación y comida ligera ayuda en el verano

Hidratación
Beber agua abundante para evitar los golpes de calor. Foto: Masquemedicos

El calor afecta de diferentes formas a nuestra salud, ya que nuestro organismo debe adaptarse para conservar una temperatura normal, por ello las venas de dilatas, se empieza a sudar. Este esfuerzo de adaptación es mayor cuando empieza el calor, porque no estamos acostumbrados, en situaciones de humedad, sin viento, o con calor persistente durante varios días o días y noches.

Ahora que las altas temperaturas han llegado para quedarse, es interesante tener en cuenta algunas recomendaciones de los expertos en salud, al alcance de todo el mundo:

  • Beber agua en abundancia u otros líquidos sin necesidad de que se tenga sed, buscando la hidratación continúa.
  • Evitar el café, las bebidas alcohólicas, la cola, el té o bebidas con mucho azúcar. Preparar comidas ligeras, como fruta, ensalada, verdura, zumo, gazpacho, etc., que permite la reposición de las sales que se pierden con el sudor
  • En la casa, evitar abrir las ventanas si la temperatura fuera es mayor que la de dentro. Bajar las persianas. Si hay más de 35ºC en el interior de la casa, los ventiladores no enfrían el aire, sólo lo mueven, con lo que habrá que recurrir a medidas tradicionales
  • Si el calor es intenso se recomienda buscar la sombra, lugares frescos, e incluso acceder a lugares climatizados, una media de dos horas diarias. Las duchas frescas también ayudan. La ropa ha de ser ligera, con colores claros y el calzado cómodo y de fácil transpiración. Usar sombrero.
  • Las actividades más exigentes, o el ejercicio físico, en el exterior, debe evitarse en las horas de más calor.

¿Quiénes son los que tienen más riesgo con el calor y cómo podemos ayudar?

  • Los niños por debajo de cuatro años. Hay que darles mucho líquido, vestirles con prendas claras, no dejarlos sólos al sol, o con ventanas cerradas, en un coche.
  • Las personas de más edad, sobretodo las dependientes o que viven sólas. Se recomienda visitarlas dos veces al día.
  • Personas con diabetes o con algún tipo de enfermedad respiratoria, cardiovascular, renal, cerebrovascular, neurológica, etc
  • Personas con medicación mediante antihistamínicos,  anticolinérgicos, fenotiazinas, psicofármacos, anfetaminas, diuréticos, etc
  • Personas con problemas de obesidad

¿Cuáles son los primeros síntomas de que el calor nos esta afectando?

  • La piel se irrita, y se sienten calambres, en los brazos, en el abdomen y piernas.
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad muscular
  • Mareos
  • Vómitos y náuseas
  • Etc

En estos casos se recomienda buscar lugares frescos, descansar, ingesta de zumos ligeros o bebidas deportivas, que hay que diluir en agua. Si los síntomas no se pasan hay que consultar con el especialista.

También se puede producir un golpe de calor, si la temperatura del cuerpo sube rápidamente, pudiendo llegar a los 40,6º C. Los síntomas son sequedad, pulso rápido, piel roja, calor, confusión, dolor de cabeza e incluso pérdida de consciencia. En este caso habrá que llamar a urgencias, a la vez que se enfría el cuerpo, se ponen paños de agua fría, se entra en una habitación oscura, etc. La consulta médica es fundamental.

http://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/calor.htm

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Un comentario sobre “La hidratación y comida ligera ayuda en el verano

  • el 7 diciembre, 2016 a las 9:05
    Permalink

    Muy buenos estos consejos, yo escribí la semana pasada un artículo sobre recetas de cenas ligeras que os vendrán muy bien

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *