Labioplastia o cirugía de labios menores genitales femeninos

La conocida como cirugía íntima es una rama de la cirugía plástica que se encarga de tratar los genitales tanto masculinos como femeninos.

Se trata de una especialidad que surgió en la década de los años 50 para tratar problemas relacionados con la funcionalidad de los órganos sexuales. En un principio, se trataban malformaciones congénitas, desplazamientos de las paredes vaginales, problemas de fimosis, incontinencias urinarias…

En los últimos años la cirugía íntima genital ha ido evolucionando. Se han desarrollado nuevos tratamientos más preocupados por la faceta estética que por la funcional, cuyo principal objetivo es mejorar la forma de la zona genital.

Entre todos estos tratamientos cabe destacar la labioplastia o cirugía de labios menores genitales femeninos.

¿En qué consiste la labioplastia?

La labioplastia o cirugía de labios menores genitales es el tratamiento más demandado dentro de las cirugías íntimas femeninas. Como su propio nombre indica, es una intervención que se encarga de reducir los labios menores vaginales, eliminando el sobrante de piel, con el objetivo de que éstos no sobresalgan con respecto a los labios mayores.

La labioplastia tiene su origen en la década de los año 70 y, en un principio, se limitaba a corregir las malformaciones congénitas de la vagina con el objetivo de mejorar su aspecto.

A día de hoy es un tratamiento mucho más sofisticado que permite al cirujano modificar, reducir, armonizar o reconstruir el tamaño y la forma de los genitales externos femeninos, sin que se produzca ningún tipo de pérdida de sensibilidad en la zona.

Se trata de un procedimiento de carácter ambulatorio que no supera los 30 minutos de duración y que se realiza bajo anestesia local acompañada de sedación.

La paciente puede volver a su domicilio tras la labioplastia, donde deberá permanecer 24 horas en reposos absoluto siguiendo una estricta higiene íntima.

Los puntos de sutura aplicados para cerrar las incisiones necesarias para retirar la piel sobrante caen de forma natural a las dos semanas.

En otras ocasiones, la paciente puede requerir un aumento del tamaño de los labios mayores; para ello, empleamos productos de relleno como el ácido hialurónico o grasa propia del cuerpo de la paciente, extraída previamente de zonas con excedente y tratada para ser reinyectada en el cuerpo.

¿A qué se debe este tamaño inadecuado de los labios menores?

Se trata de un problema que afecta a un porcentaje elevado de mujeres.

En muchas ocasiones el tamaño de los labios menores viene determinado por la herencia genética; son muchas las mujeres que nacen con labios menores vaginales hipertróficos.

En otras ocasiones, el descolgamiento o aumento del tamaño de los labios tiene su origen en el parto o en el envejecimiento de la piel y los tejidos.

Todos estos factores provocan que los labios menores sean excesivamente grandes, colgantes o asimétricos, sobresaliendo con respecto a los labios mayores.

Pese a que es un problema que no afecta a la salud de la paciente, si que puede condicionar su día a día y mermar su autoconfianza.

Contar con unos labios menores más grandes de la habitual puede provocar irritaciones al utilizar distintas prendas de vestir o bikinis, incomodidad y dolor al mantener relaciones sexuales y practicar deporte, problemas de higiene, molestias intensas durante la menstruación…

Dr. Julio Puig: especialista en labioplastias en Valencia y Gandia
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *