Liposucción del Monte de Venus

Cuando hablamos de cirugía íntima femenina nos estamos refiriendo a aquellos tratamientos encargados de corregir tanto problemas estéticos como funcionales de las zonas íntimas de la mujer.

Pese a que el procedimiento más conocido y más demandado es la labioplastia, es decir, la reducción de los labios menores, también existen otras intervenciones destacadas dentro de esta especialidad como son la himenoplastia o la liposucción de pubis.

¿Por qué se acumula la grasa en el monte de venus?

El monte de Venus es la parte de piel en forma de triángulo inverso que cubre y protege el pubis de la mujer y que, habitualmente, está cubierta de vello. Las acumulaciones de grasa en el pubis suelen tener distintas causas, entre las más comunes podemos destacar:

  • Herencia genética.
  • Exceso de peso.
  • Menopausia.
  • Como resultado del embarazo.
  • Debido a un trastorno de la circulación linfática.

Es importante destacar que, pese a que el sobrepeso puede ser una de las causas más evidentes, la acumulación de grasa en el monte de Venus no distingue, y afecta tanto a mujeres con peso normal como a mujeres con exceso de peso.

Cuando la acumulación de grasa es significativa, la zona puede verse abultada, siendo visible cuando la mujer usa ropa ajustada, bikinis o ropa de deporte. Como consecuencia, la mujer que lo padece puede sufrir incomodidad y vergüenza en ciertos momentos de su vida social.

El problema de los depósitos grasos que se alojan en el pubis es que no pueden ser reducidos ni con una dieta estricta, ni con una rutina física constante. Es por ello que cada vez es mayor el número de mujeres que recurren a la cirugía como solución a su problema.

Liposucción del pubis

El adelgazamiento del monte de venus se realiza mediante una liposucción tradicional. Se trata de una intervención sencilla y de corta duración. A través de una pequeña incisión en la zona a tratar se introduce una fina cánula mediante la que se aspira y extrae la grasa sobrante del cuerpo, eliminándola completamente. De esta manera se consigue una remodelación del pubis, mejorando el contorno corporal.

La liposucción se lleva a cabo con anestesia local y una mínima sedación, y se prolonga por una hora. Se trata de un procedimiento ambulatorio, es decir, sin ingreso hospitalario. La intervención es prácticamente indolora, y las molestias iniciales son perfectamente controlables con la administración de un analgésico leve.

Tras la intervención y, durante una semana, la paciente deberá llevar una faja o prenda de compresión para fijar el cuerpo a su nueva forma y moldear de esta manera la zona tratada.

Al cabo de 1-2 días se pueden reiniciar las labores o trabajos habituales; en cambio, el ejercicio y las relaciones íntimas deberán evitarse de 2 semanas a un mes.

Los depósitos grasos eliminados y la grasa extraída no vuelve a aparecer en el cuerpo de la paciente. Ahora bien, si no se siguen unos hábitos físicos y alimenticios saludables pueden generarse nuevos depósitos grasos en otras áreas que provoquen que la grasa se expanda por el cuerpo y ocupe zonas tratadas con la liposucción.

Si además de exceso de grasa, la paciente presenta flacidez en la zona abdominal, la liposucción del pubis puede combinarse con una abdominoplastia o cirugía del abdomen, que permite eliminar la piel sobrante y tensar los músculos de la zona.

Dr. Julio Puig: especialista en cirugía íntima en Valencia y Gandia
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *