Los hombres también están preocupados por su contorno corporal

Las intervenciones estéticas no son solo cosa de mujeres, cada vez es mayor el número de hombres que acuden a las consultas de los cirujanos plásticos para mejorar su aspecto físico. Sus peticiones se centran en dos focos bien diferenciados: la cara y la silueta.

En lo referente al rostro podríamos destacar la cirugía de parpados o blefaroplastia, el lifting facial con o sin cirugía y la rinoplastia. Pero el mayor foco de atención del sector masculino se centra en la zona del pecho y de la cintura. En esa franja corporal hay que destacar tres intervenciones por encima de las demás: la ginecomastia, la abdominoplastia y la liposucción.

Liposucción

La liposucción es la intervención de cirugía estética corporal indicada para eliminar los depósitos grasos localizados en los flancos, el área abdominal, la cintura… que no responde ni a la dieta estricta ni al ejercicio físico continuado.

Mediante la liposucción se aspira, extrae y elimina la grasa localizada mediante el uso de finas cánulas que se introducen en el área a tratar a partir de pequeñas incisiones imperceptibles para el ojo humano. Con la eliminación de la grasa se mejora la silueta del paciente y su contorno corporal. El tejido graso no tiene capacidad de reproducción, por lo que no volverá a aparecer en las zonas tratadas. Eso sí, es fundamental seguir una vida saludable ya que la grasa puede reaparecer en otras zonas y expandirse hacia áreas tratadas.

Es importante que el paciente sepa que la liposucción no es un tratamiento indicado para perder peso. Es una intervención ideal para hacer desaparecer las acumulaciones de grasa que se resisten a dietas y ejercicio. Para adelgazar es mejor seguir dietas equilibradas o recurrir a la reducción de estómago o emplear un balón gástrico.

Abdominoplastia

La cirugía de abdomen o abdominoplastia es la solución ideal para aquellos hombres que desean conseguir un vientre plano y que presentan flacidez o exceso de piel en el abdomen.

La piel colgante puede aparecer en el abdomen tras pérdidas bruscas de peso, tras una liposucción o fruto del envejecimiento. Esta piel sobrante, como no podía ser de otra manera, no se readapta por si misma a la nueva silueta, y exige de técnicas quirúrgicas como la abdominoplastia.

La cirugía del abdomen es una cirugía mayor mediante la que se elimina el exceso de grasa y piel de la zona, además de tensar y reposicionar los músculos de la pared abdominal.

Como sucede con la liposucción, no se trata de una intervención de pérdida de peso; es más, la cirugía será mucho más eficaz si el paciente estabiliza su peso antes de realizarse la intervención.

Ginecomastia

El término ginecomastia proviene de los términos gyne, gynaikos (de mujer) y mastos (pecho, mama, teta). La ginecomastia hace referencia al crecimiento excesivo de una o ambas glándulas mamarias en el hombre, lo que provoca una silueta poco masculina. En muchas ocasiones se debe a problemas endocrinos, hormonales o hepáticos, o como consecuencia de aumentos bruscos de peso. En otras ocasiones este crecimiento puede tener su origen en los efectos secundarios de determinados medicamentos o por el consumo de sustancias prohibidas, como drogas.

En función del tamaño de la mama se pueden establecer grados:

  • Grado 1: No hay exceso de piel y el incremento de la mama es muy leve.
  • Grado 2: Sigue sin haber exceso de piel pero el crecimiento de la mama, pese a ser leve, afecta a una parte de tejido mayor que la zona que rodea la areola.
  • Grado 3: Puede apreciarse un exceso de piel y el crecimiento de la mama es mucho mayor que en los casos anteriores, alcanzando al resto del seno.
  • Grado 4: En este grado la mama puede alcanzar un tamaño similar al de un pecho femenino. El exceso de piel también es importante.

El objetivo de la intervención es eliminar la grasa y el tejido glandular sobrante para que el paciente recupere un tórax plano y una silueta más varonil, ganando en seguridad y confianza en sí mismo. Los resultados son totalmente definitivos y se aprecian a las pocas semanas. Ahora bien, el paciente debe cuidarse y seguir unos hábitos adecuados.

Dr. Julio Puig: especialista en ginecomastia en Valencia y Gandia
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *