Mejora tu contorno corporal gracias a la liposucción

La aparición de acumulaciones de grasa localizada no depende de contar con buena salud o de tener una condición física óptima.

Se trata de depósitos grasos que no responden ni a la dieta estricta ni al ejercicio constante. Una persona atlética puede acumular grasa en distintas áreas de su cuerpo, como los flancos, el abdomen, los muslos, las caderas…

La liposucción o lipoescultura es la intervención estética cuyo objetivo es mejorar la figura y remodelar el contorno corporal, mediante la extracción y eliminación de las células de la grasa (adipocitos), de aquellas zonas de la anatomía en la que se localizan, véase muslos, glúteos, caderas, costado, abdomen, rodillas, etc.

Lo que podemos denominar como liposucción “tradicional”, es decir, la intervención de extracción de grasa más popular se remonta a 1977 cuando el cirujano francés Gerard Yves Illouz comenzó a extraer la grasa de los pacientes con fines puramente estéticos.

¿Cómo funciona la liposucción?

Se trata de un procedimiento que se realiza en una sola sesión quirúrgica bajo anestesia local o general, en función de la zona a tratar y del volumen de grasa que haya que eliminar. La intervención consiste en eliminar la grasa sobrante del cuerpo, mediante su aspiración a partir de unas cánulas finas que se insertan bajo la piel a través de incisiones minúsculas de apenas 2-3 milímetros.

Gracias a la succión de los depósitos grasos se moldea el área tratada y se mejora la silueta y el contorno corporal, disminuyendo de manera notable su volumen. La duración de la cirugía también varía teniendo en cuenta la cantidad de grasa que hay que extraer y el número de zonas a intervenir.

Tras finalizar la liposucción, el paciente deberá permanecer en la clínica en observación de 6 a 24 horas para controlar el sangrado y las posibles complicaciones. Para conseguir que la piel se asiente en su nueva posición y mantener la silueta es necesario que el paciente emplee una faja presoterapia durante un mes.

Eso sí, en la mayoría de casos el tiempo de recuperación no excede la semana. Los resultados se aprecian al mes y son totalmente definitivos a los 3 meses.

La grasa que se elimina con la liposucción no vuelve a aparecer; la liposucción es un tratamiento definitivo. Ahora bien, si el paciente vuelve a caer en hábitos poco saludables y engorda tras la intervención lo hará de manera uniforme en todo el cuerpo, es decir, los depósitos de grasa eliminados no volverán a aparecer, pero sí que puede haber transmisión de grasa de un área a otra del cuerpo.

También hay que tener en cuenta que si se extraen grandes cantidades de grasa puede aparecer flacidez en los tejidos y exceso de piel. Esto puede tratarse con otras intervenciones como la abdominoplastia, por ejemplo, que se realiza para tensar los músculos de la pared abdominal y eliminar la piel sobrante.

¿Qué no es una liposucción?

La liposucción no es un tratamiento adecuado para tratar la obesidad. Tampoco es un sustitutivo de la dieta y la realización de ejercicio, ni sirve para eliminar la celulitis. Se trata de un procedimiento adecuado para eliminar la acumulación de grasa localizada.

Liposucción láser

A lo largo de los años se han ido desarrollando técnicas menos invasivas cuyo objetivo es reproducir los resultados de la liposucción.

El lipolaser es una técnica que emplea el láser de alta definición para destruir la grasa localizada. El láser descompone la grasa mediante el calor y la transforma en un líquido oleoso que es eliminado por el propio cuerpo.

Al igual que sucede con la liposucción tradicional se realizan pequeñas incisiones en la zona a tratar. A partir de estas se introduce una pequeña cánula en cuyo extremo se sitúa la fibra óptica, que transmite la energía láser necesaria para hacer desaparecer la grasa.

A medida que se disuelve la grasa se va estimulando y favoreciendo la producción de colágeno y elastina. Algo fundamental para que la piel no se quede flácida y aparezcan hendiduras.

Se trata de un procedimiento ambulatorio (no requiere de ingreso hospitalario). Se realiza bajo anestesia local y que es ideal para depósitos de grasa pequeños que se ubican en zonas a las que la liposucción difícilmente puede llegar; aunque también es efectiva en zonas amplias y con flacidez.

El paciente puede reincorporarse a su vida normal a las 24 horas de la intervención.

Dr. Julio Puig: especialista en liposucción en Valencia y Gandía
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Dr. Julio Puig

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *