Lipofilling de mamas: aumento de pecho con grasa que te sobra

Uno de los mayores anhelos de las mujeres es contar con un pecho natural que cuente con el tamaño adecuado. Por ello, no es de extrañar que la mamoplastia de aumento sea una de las intervenciones más demandadas.

A la hora de aumentar el tamaño del pecho se pueden recurrir a distintos tipos de procedimientos, desde la inclusión de prótesis mamarias de distintas formas, volúmenes y tamaños hasta el uso de grasa de la propia paciente.

El aumento de pecho empleando la grasa propia se realiza, como su propio nombre nos indica, inyectando la grasa depurada de la paciente que previamente se ha obtenido de zonas localizadas en áreas donde existe un excedente: cartucheras, abdomen, cara interna de los muslos, flancos…

Por lo tanto, las candidatas ideales para este aumento de mamas con grasa autóloga, son aquellas mujeres que disponen de depósitos de grasa localizados que desean eliminar y que no responden ni a la dieta ni al ejercicio.

Ahora bien, para que la intervención sea medicamente factible la paciente debe contar con:

  • Un índice de masa corporal de menos de 25 kg/m2.
  • Resultados normales en las mamografías.
  • Ningún antecedente personal o familiar de enfermedades de mama.

¿Cuáles son las etapas del lipofilling de senos?

El aumento de pecho con transferencia de grasa incorpora distintos procedimientos complementarios que se realizan de manera consecutiva:

  • Primeramente, se realiza la liposucción para cosechar las células grasas necesarias para el aumento de senos. Se suele emplear la técnica body-jet, que es un nuevo tipo de liposucción en la que se utiliza agua a presión para extraer la grasa sobrante de la zona que se requiera sin dañar las células.
  • Una vez que se ha extraído la grasa se trata y purifica para poder volver a infiltrarla en el cuerpo.
  • Para finalizar el tratamiento se prepara la grasa cosechada para ser transferida a los senos. La grasa se inserta mediante cánulas especiales en múltiples planos de la mama para conseguir una mejor transferencia de la grasa. Las incisiones a partir de las que se introducen las cánulas se cierran con pequeñas suturas que se retiran a los pocos días.

La intervención se realiza bajo anestesia local con sedación, y se prolonga de 2 a 3 horas. Con el uso de grasa autóloga se consigue un aumento moderado y natural de las mamas, mejorando la figura de la mujer.

¿Cómo son los resultados del lipofilling de pecho?

El resultado definitivo necesita tiempo, pero desde el primer momento la paciente puede apreciar el aumento de tamaño, aunque se necesitan unos meses para ver el resultado completamente definitivo.

La paciente puede abandonar el hospital al cabo de unas horas o durante el mismo día de la intervención. En los dos primeros días se llevará un vendaje compresivo en las zonas de extracción de la grasa que será sustituido por una prenda de compresión que habrá que llevar varias semanas.

En los pechos se llevará un cómodo sujetador deportivo. Los hematomas e inflamación desaparecerán a los pocos días o semanas. Se pueden realizar masajes de drenaje linfático y tomar analgésicos prescritos por el cirujano.

Dr. González-Fontana: especialista en lipofilling de pecho
Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Dr. Ramón González-Fontana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *