¿Se puede tratar la queratitis?

La queratitis es una inflamación de la córnea que se produce habitualmente por una infección bacteriana o vírica. En los casos más graves pueden aparecer úlceras que alteran la transparencia de la córnea, reduciendo la visión.

El tratamiento depende del tipo de queratitis que presente el paciente. Su desarrollo es muy rápido, por lo que es necesario aplicar el tratamiento cuanto antes para evitar complicaciones que puedan causar ceguera.

¿Cuál es el tratamiento de la queratitis no infecciosa?

Dependiendo de la causa y la gravedad de la queratitis no infecciosa, el tratamiento será diferente. Cuando la inflamación es leve y se produce por ejemplo, por rascarse los ojos, o por usar lentillas durante un tiempo prolongado, las lágrimas artificiales son el tratamiento recomendado.

En los casos en los que la queratitis produce un desgarro y dolor, puede ser necesario colocar un parche en el ojo y utilizar medicamentos tópicos oculares.

Para evitar la aparición de queratitis en las personas que utilizan lentes de contacto, éstas deben lavarse las manos con agua y jabón antes de ponerlas. También deben evitar que estas entren en contacto con el agua de la bañera o la piscina, y no utilizar la lengua para humedecerlas.

¿Cómo se debe tratar la queratitis infecciosa?

Si la queratitis es infecciosa, el tratamiento será diferente en función de la causa de la infección, aplicándose una terapia antibacteriana, antifúngica o antiviral. La queratitis por herpes simple debe ser tratada con aciclovir.

Cuando se trata de una queratitis bacteriana leve, suele ser suficiente un tratamiento con antibióticos en gotas para tratar la infección.

En los casos en los que se presente una infección grave, pueden ser necesarios antibióticos orales para tratarla. Los medicamentos antibióticos tópicos comúnmente indicados son también efectivos. Sin embargo, cuando existen úlceras, cicatrices o perforaciones en la córnea, los resultados no son tan buenos.

Cuando el paciente presenta úlcera en la córnea, se recomienda realizar un cultivo corneal, a causa de la resistencia a la meticilina. Se debe mantener un control del tratamiento, y si la queratitis empeora, cambiar el antibiótico utilizado. El tratamiento debe estabilizar la córnea para disminuir el riesgo de complicaciones graves como perforaciones en la córnea, que requiera ser tratada mediante queratoplastia penetrante.

En los pacientes con baja visión en línea de base, úlceras centrales que abarquen 4 mm de pupila y úlceras profundas, que presentan queratitis bacteriana, diversos estudios demuestran que los corticosteroides son eficaces.

Cuando la queratitis está causada por hongos, se aplicarán gotas y medicamentos orales antifúngicos. Si es causada por un virus, el tratamiento más eficaz son las gotas oculares y los medicamentos orales antivirales.

También puede aparecer una inflamación de la córnea a causa de los parásitos acanthamoeba. Este tipo de queratitis es más difícil de tratar, se aplicarán antibióticos en gotas, pero no siempre son efectivos. En los casos más graves, puede llegar a ser necesario realizar un trasplante de córnea.

Para evitar que la queratitis se agrave, si presentas síntomas de inflamación en la córnea que no desaparecen en unas horas, es imprescindible que acudas a un médico para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuado para dar solución al problema cuanto antes, y así prevenir consecuencias severas.

Instituto Oftalmológico Tres Torres

Instituto Oftalmológico Tres Torres en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *