7 Preguntas frecuentes sobre cirugía genital femenina

Someterse a una cirugía genital femenina puede generar muchas preguntas. A continuación resolvemos las dudas más frecuentes entre las pacientes que deciden pasar por el quirófano para mejorar la estética y/o función de sus genitales.

¿Se pueden realizar varias intervenciones a la vez?

Eso depende de los problemas que se deban tratar, de su complejidad individual y en conjunto.

Tras realizar un estudio detallado es posible complementar remodelaciones del pubis, con lifting, o técnicas para corregir los labios vaginales. La inflamación será mayor y el postoperatorio más largo.

¿Qué tipos de anestesia se utilizan?

En la liposucción del pubis y en la mayoría de los procedimientos para remodelar los labios mayores, se recurre a la anestesia local y sedación endovenosa o epidural. En algunos casos, si es necesario, se utiliza anestesia local de breve duración.

La anestesia general de larga duración suele requerirse en las técnicas de readaptación o lifting del pubis, reducción de clítoris y rejuvenecimiento vaginal.

Otras intervenciones como la creación de una nueva vagina por carencia previa, o la readaptación de genitales ambiguos, requieren además de anestesia general, de un ingreso hospitalario de 24-48 horas.

En cualquier caso, el equipo médico encargado de la intervención es quien decidirá el tipo de anestesia requerida, ajustándose a las necesidades de cada paciente.

¿Puede alterarse la capacidad urinaria?

En la cirugía íntima femenina se respeta esta función de manera primordial. Para lograrlo, en algunos casos se aplica una sonda vesical transitoria, que en las técnicas más complejas puede retrasarse su retirada hasta las 48 a 72 horas tras la intervención.

¿La función erógena de los genitales se ve alterada?

La inflamación inmediata de la zona intervenida puede causar modificaciones transitorias en las que la sensibilidad aumenta o disminuye. Pero, tras el período de remisión y si no se presentan complicaciones, la sensibilidad se restablece.

¿Qué tipo de seguimiento y cuidados se requieren en el postoperatorio?

Al día siguiente de la intervención se realiza la primera cura. Pasadas 48-72 horas se realiza la segunda, retirando los posibles drenajes. Se indican las recomendaciones para la higiene de la zona.

Generalmente las suturas son de material reabsorbible, aunque pueden revisarse entre los 8 y 10 días después de la cirugía. En algunas técnicas se recomienda apósito para disminuir la inflamación.

La mayoría de las técnicas, excepto las reconstrucciones más complejas, se realizan de forma ambulatoria, durante el postoperatorio es necesario abstenerse de la actividad deportiva y las relaciones sexuales durante un mes.

¿Cuándo es posible volver a mantener relaciones sexuales?

En la mayoría de las intervenciones para modificar el aspecto de la vulva, es necesario esperar hasta 4 semanas para retomar las relaciones sexuales. Sin embargo, esto dependerá siempre de la evolución de la paciente y el postoperatorio.

¿Cuándo podré volver al trabajo?

Esto dependerá de los procedimientos realizados y del trabajo que realice la paciente. En algunos casos se recomienda baja laboral de una semana.

Cuando el trabajo requiere esfuerzo físico intenso, es posible que se añada otra semana de baja.

Dr. Carlos Cuesta Romero. Especialista en Cirugía plastica, estética y reparadora

Dr. Carlos Cuesta Romero en Masquemedicos

Dr. Carlos Cuesta Romero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *