Lifting de muslos o cruroplastia: Mejora la forma y la apariencia de tus piernas

Rate this post

El paso del tiempo, las pérdidas bruscas de peso y el envejecimiento de los tejidos son factores que agudizan la flacidez en los muslos. Este descolgamiento de la piel provoca molestias e incomodidad al andar, al practicar ejercicio, problemas de higiene… además de afectar a la imagen física, a la silueta y al contorno corporal.

La cruroplastia, también conocida como lifting de muslos, lifting crural o de piernas es una intervención estética, cuyo objetivo es eliminar el exceso de piel de la zona de los muslos para acabar con el descolgamiento de los tejidos, la flacidez y las arrugas situadas en la parte superior e interna del muslo, dotando a las piernas de un aspecto más firme y tenso.

¿Qué puede conseguirse con un lifting de muslos?

  • Mejorar el contorno corporal.
  • Eliminar la piel descolgada de los muslos.
  • Reducir el volumen de las piernas y de los muslos.
  • Acabar con la flacidez de los tejidos.
  • Hacer desaparecer las arrugas en los muslos.
  • Acabar con las molestias (roces e irritaciones) a la hora de practicar deporte.
  • Solucionar los problemas de higiene causados por un exceso de piel en los muslos.
  • Mejorar la silueta y la capacidad de movimiento de las piernas.
  • Permitir el uso de todo tipo de prendas de vestir sin incomodidad, como pueden ser los trajes de baño

¿En qué consiste el lifting de piernas?

Para poder retirar la piel sobrante y tensar la cara interna del muslo, es necesario realizar una incisión a través del pliegue de la ingle que se prolonga hacia atrás por la parte anterior del pliegue que se sitúa debajo del glúteo. La incisión se realiza en esta zona para que quede tapada por el borde inferior de la ropa interior.

Cuando existe una gran cantidad de piel sobrante en la cara interna del muslo será necesario practicar una incisión vertical en dicha cara interna. Se trata de una cicatriz algo más visible.

Cuando se consiguen los resultados deseados, es decir, una piel más lisa y tensa y unas piernas más moldeadas y proporcionadas, el cirujano une las incisiones para proporcionar un contorno más firme y suave.

  • El procedimiento se realiza bajo anestesia epidural.
  • La duración de la intervención suele ser de entre 1 y 2 horas.
  • Es necesario el ingreso hospitalario la primera noche.
  • El cirujano aplicará un apósito estéril y una prenda de compresión, pudiendo ser necesarios los drenajes.

Los resultados son visibles casi inmediatamente, aunque es probable que mejoren con el tiempo como consecuencia de la inflamación inicial.

Es preciso que el paciente lleve una faja compresiva durante al menos 6 semanas para fijar los resultados al nuevo contorno, minimizar la inflamación y ayudar a los tejidos a cicatrizar correctamente.

Hay que tener muy en cuenta que el objetivo de la intervención es el tensado de la cara interna del muslo y la posterior retirada del exceso de piel.

Si lo que se desea es eliminar el exceso de grasa es mucho mejor recurrir a la liposucción, que es el único tratamiento capaz de eliminar los depósitos de grasa que no responden ni a la dieta ni al ejercicio continuado.

Ahora bien, en ocasiones empleando únicamente la liposucción se puede conseguir una retracción de la piel, que es suficiente para obtener un buen resultado estético en las piernas.

Saber más sobre la cruroplastia en drpuig.com
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Dr. Julio Puig

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *