¿Qué riesgos conlleva la cirugía genital femenina?

Como cualquier otra intervención, las intervenciones de cirugía genital femenina conllevan riesgos comunes, otros que dependen del tipo de anestesia y otros del mismo procedimiento. Realizar la operación con un cirujano plástico profesional especializado en este tipo de operaciones va a garantizar que obtengas buenos resultados y tu salud, minimizando los riesgos.

¿Qué inconvenientes pueden presentarse?

Los riesgos generales inmediatos, aparecen en las primeras 24-48 horas, suelen ser: hemorragia (que se previene mediante drenajes), edema o hinchazón.

Hinchazón

Tras realizar una remodelación de duración más breve, la vulva puede permanecer inflamada durante 2 a 3 semanas. El dolor no suele ser intenso, pero se previene su aparición mediante la toma de analgésicos por vía oral.

Suturas

Las suturas suelen producir una sensación de tracción, que desaparece a medida que cicatriza. Se utilizan suturas reabsorbibles para evitar molestias adicionales.

Cicatrización tras la cirugía

Cuando se forma la cicatriz en la piel, aquellas que se encuentran en las mucosas suelen obtener mejor resultado, puede ser visible o engrosada, evolucionando en los primeros 11 meses.

Riesgos por anestesia

También pueden surgir riesgos por la anestesia. Cuando se utiliza anestesia local puede aparecer dolor en la zona de la punción. En el caso de la anestesia general, la paciente puede sufrir náuseas y vómitos durante las primeras 12-24 horas.

Otros riesgos

Otros riesgos pueden aparecer hasta 3 semanas después como: acumulación de líquido, infección local, pérdida de piel, separación de los bordes de la herida, intolerancia al material de la sutura o las curas.

Existen riesgos específicos de cada intervención, como las modificaciones en la sensibilidad de la piel y las mucosas, que suelen ser pasajeras a causa de la inflamación.

Los riesgos más graves como la intolerancia a la medicación, pueden prevenirse en quirófano con los medios adecuados.

En algunos casos puede considerarse una reintervención, según la complejidad del problema a tratar, y también por la aparición de complicaciones como contracturas de cicatrices, o cuando la paciente no esté satisfecha con los resultados.

Si tienes alguna otra pregunta sobre los procedimientos de cirugía íntima femenina, acude a una consulta especializada para recibir toda la información pertinente.

Dr. Carlos Cuesta Romero. Especialista en Cirugía plastica, estética y reparadora

Dr. Carlos Cuesta Romero en Masquemedicos

Dr. Carlos Cuesta Romero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *