Balón gástrico a través de los ojos del paciente

El balón gástrico es uno de los tratamientos para la obesidad más solicitados. Sin embargo, muchos pacientes llegan a la clínica con dudas sobre su efectividad.

Se trata de un dispositivo que se coloca dentro del estómago mediante endoscopia, y cuya función es reducir la capacidad del estómago y con ello la cantidad de alimentos que consume el paciente. El resultado es una pérdida de peso importante.

A continuación compartimos los testimonios de dos pacientes de Clínicas Dorsia, que se han sometido al tratamiento de balón gástrico, obteniendo unos resultados excelentes, perdiendo el peso que necesitaban y mejorando así su autoestima y bienestar.

“Me encuentro mejor tanto físicamente como anímicamente, tengo más ganas de arreglarme”

 

Antonia llevaba mucho tiempo con la idea de recurrir al balón gástrico para acabar con su exceso de peso. Había oído hablar de este tratamiento pero no tenía confianza en su efectividad.

Dio el paso adelante tras encontrarse con una antigua amiga que había perdido peso gracias a un tratamiento con balón gástrico. “No la reconocí, se quitó por lo menos 20 años de encima”, explica Antonia, quien después de este encuentro decidió acudir a Clínicas Dorsia y allí se convenció del todo.

Antonia trabaja de pie, y el exceso de peso le había causado problemas en las rodillas, tobillos y articulaciones.

Tras el tratamiento ha perdido 23 kilos, se encuentra mejor anímica y físicamente, más ágil y menos cansada. Ahora “tengo más ganas de arreglarme, y puedo ponerme la ropa que me gusta”.

Su experiencia en Dorsia ha sido satisfactoria, siempre atendida por un equipo de enfermeras, psicóloga y nutricionista. Aunque el inicio de su tratamiento fue en el principio de la pandemia, la clínica mantuvo la atención telefónica en todo momento.

“Se lo aconsejo a todo el mundo, es un método cómodo y rápido” apunta Antonia satisfecha.

“Todo son ventajas, mi vida ha cambiado en todos los aspectos”

Luis Miguel acudió a Clínicas Dorsia para perder peso de manera segura y definitiva. Había visto varios anuncios sobre los tratamientos para la obesidad, y decidió informarse mejor.

Un equipo de profesionales le hizo un plan totalmente personalizado, y Luis Miguel se sometió al tratamiento con balón gástrico.

“Al principio no estaba muy seguro, pero cuando empecé a bajar de peso rápidamente, me di cuenta de que funcionaba”, explica Luis Miguel.

Ha perdido 35 kilos, y en términos de salud se siente mucho mejor; ya no tiene problemas en las rodillas y se cansa menos.

La atención de Dorsia incluye un plan nutricional adecuado con dieta y educación alimentaria, “sin tanto sacrificio, no se pasa hambre y se obtienen buenos resultados”, afirma Luis Miguel, quien al perder peso comenzó a notar flacidez, por lo que decidió complementar el tratamiento de balón gástrico con una abdominoplastia para eliminar la piel sobrante.

Los resultados son excelentes, y la diferencia es notoria. Un cambio total en su vida.

Si deseas más información sobre el tratamiento de la obesidad con balón gástrico, consulta con nuestros especialistas.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia
Últimas entradas de Clínicas Dorsia (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *