Beneficios psicológicos de la reconstrucción mamaria

Para una mujer que se ha enfrentado a un cáncer de mama, la amputación de un pecho es una experiencia muy dura, que puede provocar problemas psicológicos y emocionales graves.

Tras la reconstrucción de pecho, la mayoría de las mujeres que padecen cáncer de mama y han sido mastectomizadas, consiguen una mayor estabilidad emocional por haber logrado una importante mejora en su imagen, y en consecuencia afrontan la enfermedad de una forma más positiva.

Importancia de las mamas a nivel estético y psicológico

Para la mujer el pecho es fundamental, la simbología entorno a esta parte del cuerpo se encuentra presente en todo tipo de expresiones artísticas (pintura, escultura literatura…). El significado de la mama varía en las distintas épocas y culturas, pero su importancia es trascendental, y no solo se mantiene en la mente de la mujer, sino también en el pensamiento colectivo de la sociedad.

En culturas antiguas las mamas han simbolizado la feminidad. También han sido consideradas a lo largo de los siglos como un símbolo de abundancia, supervivencia, caridad y pureza. A esto hay que añadir la visión sexualizada de los senos, propia de la sociedad, representando el erotismo en la mujer.

Según Freud, más allá de una función nutritiva, las mamas cumplen un papel en el desarrollo emocional de las personas, constituyen el apego y el vínculo emocional madre-hijo que se establece mediante la lactancia.
Las mamas son valoradas no solo por la mujer que las posee, sino por toda la sociedad. De allí que la extirpación de una mama a causa de un cáncer, suponga una situación muy difícil de afrontar. Esto acarrea un gran impacto emocional y que afecta a la feminidad, la autoestima, la percepción de la propia imagen y por supuesto, la sexualidad.

¿Por qué la reconstrucción mamaria aporta un beneficio psicológico?

La opción de la reconstrucción mamaria, ya sea inmediata o diferida, no sólo aporta un beneficio estético a la mujer, sino también psicológico, ya que se logra recrear el pecho, la areola y el pezón, obteniendo un resultado natural.

La reconstrucción mamaria inmediata es la que se realiza en la misma intervención en la que el pecho de la mujer es mastectomizado. El mayor beneficio que ofrece es que se evita que la mujer conviva con el defecto mamario, evitando daños en su autoestima y otros problemas asociados a la intervención. Actualmente este es el método más extendido y se realiza con mucha frecuencia.

La satisfacción estética lograda con la reconstrucción del pecho incide en la recuperación final de la mujer, esta no solo depende de los resultados quirúrgicos que pueda obtener el equipo médico, sino también de diversas variables cognitivas y emocionales, que tienen un papel decisivo durante todo el proceso de afrontamiento del cáncer. Desde el momento del diagnóstico, por esta razón es necesario no solo dar la debida atención a los aspectos físicos, sino también a los psicológicos.

Una intervención psicológica complementaria al tratamiento quirúrgico, centrada en el conocimiento profundo de la paciente, sus características, sentimientos, capacidades intelectuales modo de vida, etc., influye positivamente en el proceso de recuperación.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *