8 consecuencias de la deficiencia de vitamina D

La falta de vitamina D puede ocasionar problemas como cambios de humor y depresión. Esta vitamina es determinante en la liberación de endorfinas. Se trata de un nutriente, que junto a otras vitaminas y minerales, ayuda a regular el funcionamiento de los sistemas principales del cuerpo.

La vitamina D se obtiene de manera natural, exponiendo la piel a los rayos del sol, aunque también está presente en diversos alimentos y suplementos.

Es esencial para que el cuerpo pueda absorber el calcio y el fósforo, ambos son minerales que mantienen los huesos y dientes fuertes.

También es necesaria para los músculos, el corazón, el cerebro y otros órganos que juegan un papel muy importante en el mantenimiento de una buena calidad de vida.

No todas las personas consiguen obtener la vitamina D en los niveles necesarios, provocado así la aparición de síntomas y problemas de salud que tienden a empeorar cuando la deficiencia de este nutriente no se trata con prontitud.

Es importante saber identificar la deficiencia de vitamina D, y tomar las medidas necesarias para mejorar su absorción.

Problemas causados por la falta de vitamina D

Debilidad muscular y ósea

Los huesos y los músculos se resienten fácilmente cuando se sufre de deficiencia de vitamina D. Esto se debe a que también se generan desbalances en los niveles de magnesio, un mineral muy importante para mantenerlos fuertes y sanos.

Depresión

El descenso de los niveles de esta vitamina, se asocia con la tendencia a sufrir cambios de humor y depresión.

La vitamina D tiene una importante participación en la segregación de las hormonas del bienestar, su eficiencia tiene efectos en la salud mental.

Inflamación y dolor

La vitamina D participa en el control de los procesos inflamatorios, evita los problemas como la sensibilidad al dolor y las enfermedades de las articulaciones. Los niveles bajos de esta dificultan la lucha contra los dolores crónicos.

Problemas dentales

No contar con suficiente vitamina D, dificulta la absorción del calcio en los dientes, esto aumenta el riesgo de sufrir infecciones y pérdida de piezas dentales. Esto genera síntomas como el enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías.

Aumento de peso

Las personas con sobrepeso u obesidad necesitan absorber la vitamina D en mayor cantidad, ya que esta es uno de los nutrientes solubles en grasa.

Los niveles bajos de vitamina D traen complicaciones en la actividad metabólica, provocando dificultades para mantener un peso saludable.

Colesterol alto

Una de las funciones de esta vitamina es su relación es la limpieza del colesterol malo en la sangre. Por lo tanto una persona que no posee una cantidad adecuada de esta, tiene una riesgo mayor de sufrir los efectos de la hipercolesterolemia.

Gripe y resfriado

Los bajos niveles de vitamina D afectan a la producción de anticuerpos, así la persona tiene una mayor riesgo de sufrir gripes y resfriados de forma recurrente.

Como consecuencia de la insuficiencia, los conductos y tejidos respiratorios pueden irritarse más fácilmente.

Problemas intestinales

Los problemas para absorber la grasa tienen una conexión con la deficiencia de vitamina D. Estos influyen también en el desarrollo de los problemas intestinales:

Es muy importante mejorar la absorción de vitamina D en casos de:

Si tienes algunos de estos síntomas y sospechas que puedes sufrir de una deficiencia de vitamina D, los alimentos que la poseen, así como tomar baños cortos de sol, pueden ser de gran ayuda.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Un comentario sobre “8 consecuencias de la deficiencia de vitamina D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *