Dudas más comunes sobre el Método POSE

El Método POSE permite reducir la capacidad del estómago en un 20-25%. Para conseguirlo se hacen pliegues en distintas zonas. El objetivo de este tratamiento es que el paciente consiga saciarse antes y así reducir la cantidad de alimentos ingeridos, en consecuencia, perder peso.

A continuación respondemos a las preguntas más comunes de los pacientes antes de someterse a esta intervención.

¿Cuál es la diferencia entre el método POSE y otras cirugías bariátricas?

El método POSE se realiza con endoscopia, por vía oral y sin incisiones: se trata de una intervención rápida, con una recuperación breve y muy poco doloroso. Además, los riesgos de sufrir complicaciones e infecciones son mínimos.

¿Qué IMC se debe tener para someterse a esta intervención?

El método POSE está indicado para pacientes que desean perder peso y tienen un IMC superior a 40.

¿Cómo es el postoperatorio?

Se trata de una intervención en la que no se realizan incisiones, por lo que la recuperación es rápida y prácticamente indolora. El ingreso es ambulatorio generalmente, pero en algunos casos se requiere una noche de ingreso hospitalario.

La intervención se realiza en 45 minutos, y pasadas 24-48 horas es posible reincorporarse a la vida laboral sin molestias.

¿Qué actividades no pueden realizarse?

Se recomienda no realizar actividades vigorosas durante la primera semana. Transcurrido este período el paciente podrá retomar sus actividades normales.

¿Hay restricciones en la alimentación?

El efecto saciante provocado por las plicaturas en el estómago hace que el paciente no quiera comer tanto como acostumbraba antes de someterse a la intervención. Es importante recordar que las comidas excesivas tras la intervención pueden ser peligrosas, ya que las plicaturas deben asentarse y los puntos cicatrizar de forma correcta

¿Es necesario mantener un seguimiento médico para que el tratamiento sea exitoso?

Es importante acudir a las visitas de seguimiento, participar en el programa de reeducación alimentaria y seguir al pie de la letra las directrices del equipo médico para lograr los resultados deseados.

¿Cuánto peso se pierde con esta técnica?

Esta intervención se acompaña de un programa de seguimiento y reeducación alimentaria, de la mano de un equipo de profesionales. Gracias al método POSE y el plan de reeducación alimentaria posterior, es posible perder entre el 44-55% del exceso de peso.

Los pliegues que se hacen en el estómago reducen la capacidad de almacenar alimentos y además ralentizan el vaciado del mismo. Por lo que el paciente se sentirá saciado durante más tiempo.

Los resultados finales dependerán de la capacidad del paciente de mantener los hábitos saludables y seguir las indicaciones del equipo médico.

¿El método POSE tiene efecto rebote?

Evitar el efecto rebote depende del paciente y de su compromiso con realizar un cambio de vida y mantener unos hábitos saludables. Tras la intervención, el paciente iniciará un programa de reeducación alimentaria, que junto con el seguimiento médico y psicológico, le ayudará a conseguir unos resultados duraderos evitando recuperar el peso perdido.

Si quieres perder peso y estás pensando en recurrir al método POSE para conseguirlo, acude a una clínica especializada en cirugía de la obesidad para resolver todas tus dudas y determinar cuál es el tratamiento adecuado para ti.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *