¿El ayuno intermitente es beneficioso?

Ahora que estamos estamos en casa y no podemos salir a comer o cenar fuera, es un buen momento para hacer cambios en nuestra alimentación. Una de las tendencias más comentadas con respecto a este tema es el llamado ayuno intermitente.

El ayuno intermitente es un modelo de alimentación por ciclos, en el que se incluyen períodos de ayuno y de comer. No se trata de una dieta, sino de un programa de comidas, centrándose en cuándo se ingieren los alimentos.

¿Para quién está indicado el ayuno intermitente?

Este programa de comidas no está indicado para todo el mundo. En las personas con diabetes u obesidad resulta beneficioso, ya que se ha observado que mejora la sensibilidad a la insulina, además ayuda a conectar con el hambre real en este período y mejorar así la flexibilidad metabólica. Sin embargo, una persona que tenga una mala relación con la comida, no debe realizar un ayuno intermitente.

Este debe iniciarse de manera progresiva, comenzando por un ayuno de 12 horas, y alargándolo poco a poco. Además existen diferentes tipos de ayuno intermitente, para adaptarse a las necesidades de cada persona.

Tipos de de ayuno intermitente

Hay diferentes métodos de ayuno intermitente. Entre los más conocidos encontramos:

  • Método 16/8 o Leangains: consiste en comer durante 8 horas y ayunar durante 16 horas.
  • Método 5:2: la idea es reducir la ingesta de calorías a un máximo de 500-600 durante 2 días a la semana. Los días no tienen que ser consecutivos, y el resto de días puedes comer lo que te apetezca.
  • Comer, parar, comer: se alternan días de ayuno con días de comer. Un día comes lo que quieres, y al día siguiente ayunas por completo. Esto se repite una o dos veces a la semana.
  • Método 12/12: se trata de hacer 12 horas de ayuno y 12 horas para comer.

Beneficios del ayuno intermitente

Este programa de alimentación aporta a nuestro organismo múltiples beneficios, y puede considerarse satisfactorio a partir de las 12 o 14 horas, por lo que aunque solo podemos ayunas durante 12 horas, ya notamos los efectos positivos:

  • Quemar grasas de forma más fácil, sin contar calorías
  • Mejorar la capacidad de atención
  • Reducir los indicadores de inflamación
  • Regular los mecanismos de hambre y saciedad
  • Mejorar los niveles de colesterol y reducir los triglicéridos
  • Combatir infecciones
  • Mejorar la sensibilidad a la insulina, disminuyendo en riesgo de diabetes
  • Retrasar el envejecimiento y reducir la mortalidad

El ayuno intermitente no implica comer menos ni saltarse comidas, si no cubrir el requerimiento energético diario en un tiempo inferior.

Este tipo de alimentación debe estar supervisada por un nutricionista, que valorará de manera individual si el ayuno puede ser mayor a 14 horas, teniendo en cuenta las características y necesidades de cada persona, ya que el ayuno intermitente realizado de forma incorrecta puede generar ansiedad y estrés.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *