Elevación de pecho, ¿con o sin prótesis mamaria?

El paso del tiempo, la gravedad y los cambios en el volumen de los senos provocan que la piel y los ligamentos que sujetan el pecho cedan, provocando que la mama se vea caída.

La mastopexia o cirugía de elevación de senos caídos es la intervención estética indicada para devolver al pecho su forma y su posición.

Hay que saber diferenciar entre aumento y levantamiento de pecho.

Cuando hablamos de aumento nos referimos a hacer más grande la mama, mientras que con el levantamiento lo que se pretende es levantar el pecho caído. Ahora bien, no son tratamientos excluyentes, todo lo contrario, habitualmente suelen combinarse.

Lo fundamental es que la paciente tenga clara cuál es su prioridad:

¿Quieres un pecho más grande o un pecho más alto y firme?

A la hora de afrontar una elevación de pecho hay que tener en cuenta distintas variables:

  • El grado de caída de las mamas.
  • La cantidad de tejido mamario con el que cuenta la paciente.
  • Si la cirugía se va a realizarse con o sin implantes.
  • Si es el caso, el tipo de prótesis a utilizar.

Mastopexia, ¿con o sin implantes?

Se suelen emplear prótesis mamarias cuando, además de elevar la mama, existe la necesidad de dotarla de más volumen. Los implantes también se utilizan para solucionar aquellos casos, en los que la caída de los senos es leve o moderada.

En nuestra clínica solemos emplear los implantes anatómicos con proyecciones altas o extra-altas, que permiten una ligera rotación de la mama hacia arriba. Estos implantes poseen la forma de una gota, por lo que imitan a la perfección el pecho natural.

También pueden emplearse los implantes mamarios redondos que hacen que los senos parezcan más llenos. Las opciones de perfil más altas pueden lograr una mayor proyección.

Atendiendo al material del que se componen, los implantes mamarios pueden ser de solución salina o de gel de silicona (semicohesivos o cohesivos).

Los implantes salinos proporcionan una forma y firmeza uniformes y, en caso de rotura, la solución salina es absorbida y expulsada por el propio cuerpo si provocar daños en el organismo.

Por su parte, los implantes mamarios de gel de silicona poseen mejor comportamiento y duración y se sienten más como tejido mamario natural. Si hay una fuga o una rotura, el gel permanece en la cáscara del implante o se “escapa” hacia el bolsillo del implante mamario.

Cuando la paciente dispone de suficiente tejido glandular y no desea aumentar el tamaño del pecho, la intervención se realiza sin la necesidad de prótesis mamarias.

Para ello, el cirujano remodela y ajusta en la nueva posición el tejido existente, es decir, la piel, la glándula mamaria y el tejido graso de la propia paciente.

Por ejemplo, en casos en los que hay una caída moderada o grave de los pechos fruto del envejecimiento, se elimina la piel sobrante, se remodela la mama envejecida y se movilizan los tejidos.

Otra de las técnicas utilizadas para tratar la elevación del pecho es el lipofilling.

Esta técnica consiste en emplear la grasa de la propia paciente, previamente extraída de otra zona corporal, para levantar los senos. Es una buena opción cuando no se necesita un incremento excesivo del volumen. La grasa también puede emplearse de forma conjunta con los implantes.

Tipos de abordaje para el levantamiento de pecho

La posición del pezón y de la areola, la cantidad tejido graso y de piel sobrante, el uso o no de implantes… condicionan el tipo de técnica quirúrgica.

A grandes rasgos se pueden identificar tres tipos de cirugía de levantamiento de pecho: periareolar, vertical y en forma de “T” invertida.

Periareolar

Es una técnica que se centra en reposicionar el pezón/areola, no a afecta a la mama en su totalidad. La cicatriz se realiza alrededor de la circunferencia de la areola.

Vertical

La elevación se realiza a través de una incisión, que se dirige desde el pezón hacia el surco inframamario.

Elevación de mamas con cicatriz T invertida o “ancla”

Se realiza en los casos de pacientes que cuentan con pechos flácidos y bastante caídos. Para eliminar el exceso de piel se hacen necesarias dos incisiones: una vertical y otra horizontal en el surco mamario.

Dr.Terrén: especialista en mastopexia
Dr. Julio Terrén en Masquemedicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *