¿En qué consiste la ginecomastia masculina?

5/5 - (3 votos)

La ginecomastia masculina se produce cuando los hombres presentan unas mamas más desarrolladas o más agrandadas de lo habitual. Esta afección puede tener su origen en cambios hormonales, en la herencia genética, en problemas derivados del peso (obesidad) o en el uso de ciertos medicamentos.

La ginecomastia puede causar malestar emocional y afectar la confianza en uno mismo. Algunos hombres pueden llegar a evitar ciertas actividades físicas simplemente por el hecho de ocultar su condición.

La ginecomastia se caracteriza por:

  • Exceso de grasa localizada en la zona del pecho
  • Tejido glandular excesivo
  • Exceso de piel en los senos

Muchos hombres pueden pensar que la ginecomastia es pasajera, pero el hecho es que el problema suele ser únicamente temporal en recién nacidos y adolescentes. Los hombres adultos que presentan ginecomastia no deben esperar a que el problema desaparezca por sí solo.

La cirugía encargada de solucionar la ginecomastia permite reducir el tamaño de los senos, aplanando y mejorando el contorno del pecho, consiguiendo una silueta mucho más masculina.

¿Quién puede intervenirse de una ginecomastia?

  • Hombres cuya afección no se puede corregir mediante tratamientos médicos alternativos y que presentan pechos agrandados.
  • Personas sanas que no tengan una enfermedad que ponga en peligro su vida o afecciones médicas que puedan afectar el proceso de curación.
  • Personas no fumadoras.
  • Pacientes con una mentalidad positiva y objetivos realistas.
  • Hombres físicamente sanos y de peso relativamente normal.
  • Pacientes cuyo desarrollo mamario ha finalizado. Ahora bien, en casos extremos se puede llegar a operar a un adolescente, aunque es posible que se necesiten procedimientos secundarios en el futuro si continúa el desarrollo de los senos.

¿Cómo es la intervención de ginecomastia?

La ginecomastia puede realizarse empleando dos tipos de técnicas; en función de las características físicas del paciente, de la severidad del problema y del objetivo a lograr:

Pseudoginecomastia: empleando técnicas de liposucción.

En los casos en los que la ginecomastia es principalmente el resultado de un exceso de tejido graso, se puede solucionar empleando únicamente técnicas de liposucción.

Para ello, se realizan pequeñas incisiones en la zona a tratar a partir de las que se inserta una pequeña cánula (un tubo delgado y hueco). Moviendo la cánula con un movimiento controlado hacia adelante y hacia atrás, aflojamos el exceso de grasa, que luego se elimina del cuerpo mediante succión al vacío.

Hay varias técnicas de liposucción que se pueden utilizar; la técnica más adecuada se definirá en función de cada caso.

Ginecomastia verdadera: técnica de escisión o extirpación de la glándula y de los excesos cutáneos

Se recomiendan técnicas de escisión cuando haya que eliminar el tejido mamario glandular y/o el exceso de piel para corregir la ginecomastia.

La escisión también es necesaria cuando hay que reducir la areola o cuando hay que reposicionar el pezón para conseguir un contorno masculino más natural. Los patrones de incisión varían según las condiciones específicas y la preferencia quirúrgica.

A veces, la ginecomastia se trata combinando ambas técnicas, tanto la liposucción como la escisión.

La intervención se realiza bajo anestesia local y sedación, o mediante anestesia general según casos. El procedimiento tarda en completarse alrededor de una o dos horas, dependiendo de la cantidad de tejido a ser eliminado.

¿Cómo es la recuperación?

Se aconseja un día de ingreso hospitalario.

El paciente deberá descansar durante una semana antes de reincorporarse a la vida laboral.

Al mes ya se puede reanudar la práctica deportiva.

Durante esas cuatro primeras semanas habrá que evitar el ejercicio intenso y se tendrá que llevar una faja compresiva en la zona para ayudar a la piel a retraerse y evitar la acumulación de líquido.

El dolor postoperatorio se controlará con medicamentos. Los moratones y la hinchazón irán desapareciendo gradualmente, al igual que las cicatrices fruto de las incisiones. Pese a que los resultados de la cirugía son inmediatamente visibles, no serán definitivos hasta que transcurran 3-6 meses.

Hay que tener en cuenta que los resultados de una ginecomastia son definitivos, ya que el tejido extirpado no regresará por sí solo; ahora bien, el aumento de peso y los hábitos de vida poco saludables pueden comprometer los resultados de la cirugía.

Dr. Antolín especialista en ginecomastia
Dr. Pedro Antolín en Masquemedicos

Dr. Pedro Antolín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.