Hilos tensores: tipos y beneficios

5/5 - (1 voto)

Hasta hace bien poco, la única forma de abordar los problemas causados ​​por la laxitud de la piel del rostro era a través de la cirugía de estiramiento facial.

Sin embargo, en los últimos años se ha desarrollado un procedimiento para llenar el vacío existente entre el rejuvenecimiento facial no invasivo y el lifting: los hilos tensores.

¿Qué son los hilos tensores?

Los hilos tensores son suturas temporales que producen un levantamiento sutil pero visible en la piel. En lugar de eliminar quirúrgicamente la piel suelta del rostro del paciente, el cirujano estético la “deja en suspensión” cosiendo partes de ella. Los hilos tensores permiten tirar ligeramente de la piel hacia atrás y, por tanto, levantar y tensar la cara.

Además de ser ideales para reafirmar la piel, los hilos combaten el envejecimiento de otra manera: provocan la “respuesta curativa” del cuerpo dirigiendo grandes cantidades de colágeno a las áreas tratadas.

A medida que envejecemos, nuestros cuerpos producen cada vez menos colágeno, lo que conduce a una reducción del 80 % en el grosor de la piel alrededor de los 70 años. Esta pérdida de volumen y fuerza es un factor importante en la creación de exceso de piel y arrugas.

La piel debilitada no es capaz de soportar adecuadamente los tejidos debajo de ella, lo que se traduce en una piel estirada y caída. La generación de colágeno fresco en la piel del rostro ayuda a reducir la flacidez (engrosando e hidratando la piel) y a evitar que empeore (fortaleciendo la piel).

En definitiva, los hilos tensores proporcionan un rejuvenecimiento continuo y progresivo de los tejidos faciales. Los pacientes que se someten a un lifting con hilos mejoran de manera gradual el tono y la firmeza de su piel.

Hilos tensores o Lifting: ventajas y desventajas

Ventajas de los hilos tensores frente al lifting

La mayor ventaja de apostar por los hilos tensores en lugar del estiramiento facial es la reducción del tiempo de recuperación. El tratamiento con hilos es totalmente indoloro ya que se puede realizar con anestesia local, en lugar de anestesia general, lo que significa que los pacientes pueden volver a su vida normal de inmediato.

Los efectos secundarios son mínimos; algunos pacientes experimentarán un poco de dolor, enrojecimiento e hinchazón después del tratamiento.

Se trata de un procedimiento totalmente natural que respeta tanto los rasgos faciales como la expresión y la belleza natural del rostro. Los resultados se aprecian desde los primeros días; los cambios definitivos comienzan a apreciarse a los dos meses. No deja cicatrices que revelen la zona donde han sido aplicados los hilos.

Es importante no frotarse la cara con fuerza mientras se limpia o aplica la crema hidratante durante una semana después del tratamiento. También debes tratar de levantar la cabeza ligeramente mientras duermes.

Hilos tensores resultados frente al lifting facial

Aunque los estiramientos con hilos son ventajosos, es importante que los pacientes mantengan expectativas realistas sobre el procedimiento. Si bien los estiramientos con hilo producen cambios visibles, generalmente solo levantan la cara unos pocos milímetros; como tal, crean un resultado de aspecto más sutil y natural que el lifting facial. Por lo tanto, los estiramientos con hilos son más adecuados para los pacientes que se enfrentan a signos leves a moderados.

El candidato ideal para el estiramiento con hilos suele tener entre treinta y cincuenta años, mientras que la mayoría de los pacientes mayores de 55 años se beneficiarán más del lifting. Sin embargo, los estiramientos con hilos pueden proporcionar una alternativa de estiramiento facial para pacientes mayores que no pueden someterse a una cirugía por razones médicas.

Es importante comprender que, si bien ninguna técnica de estiramiento puede producir resultados permanentes, el lifting facial o cirugía de estiramiento facial generalmente producirá resultados más duraderos que un estiramiento con hilos.

Los resultados de la cirugía de estiramiento facial pueden durar hasta una década, mientras que un estiramiento con hilos generalmente dura de uno a tres años. Sin embargo, los pacientes a quienes les gusten los resultados de su estiramiento con hilos tensores pueden optar por colocar un nuevo juego de suturas temporales una vez que el cuerpo absorba las suturas viejas.

NovaThreads y Silhouette InstaLift

Hilos tensores NovaThreads

Los hilos tensores Nova Threads son suturas que están hechas de un material biocompatible llamado PDO, que ha sido especialmente diseñado para una reabsorción segura por parte del cuerpo.

NovaThreads permanece en su lugar de cuatro a seis meses, después de lo cual se disuelve lentamente. Sin embargo, los pacientes mantienen los resultados de su levantamiento durante uno o más años. Este efecto duradero surge de la mejora persistente en la condición de la piel que resulta de la generación de colágeno.

NovaThreads cuenta con diferentes variedades: suturas de púas, que son ideales para juntar la piel (y por lo tanto producir una mayor acción de elevación) y suturas lisas rectas o curvas.

Las suturas suaves producen menos levantamiento, pero son excelentes para la estimulación del colágeno. Las suturas suaves se colocan en lugares estratégicos alrededor de la cara como la comisura de la boca o a lo largo de las cejas.

Las suturas de púas, por otro lado, se colocan cerca de la línea del cabello para retirar suavemente la piel y levantar las mejillas y la papada.

La colocación de NovaThreads es relativamente rápida y fácil para el paciente. Primero, se usará anestesia local para adormecer las áreas que se van a tratar, luego se usará un pequeño instrumento (una cánula o aguja delgada) para insertar los hilos debajo de la piel. Todo este proceso generalmente se prolonga de 30 a 45 minutos.

Hilos tensores Silhouette InstaLift

Al igual que NovaThreads, Silhouette InstaLift se basa en el uso de suturas temporales biocompatibles para levantar la cara.

El Silhouette InstaLift se enfoca más en levantar la piel que en estimular la producción de colágeno (aunque logra ambos objetivos). En lugar de ser lisos o con púas, contienen una serie de suturas intercaladas con pequeños “conos” ideales para agarrar tejido. Esto permite que los hilos reúnan más piel, produciendo un realce más notable en las mejillas y la papada.

Los hilos Silhouette InstaLift también están diseñados para crear resultados bastante duraderos; los pacientes pueden disfrutar del impacto de su tratamiento de uno a tres años.

El tratamiento se extiende durante 45 minutos, y se puede realizar con anestesia local. Se utiliza una aguja fina especialmente diseñada para insertar los hilos en la piel, lo que minimiza la incomodidad del paciente. Los pacientes pueden experimentan dolor e hinchazón leve durante unos días; por lo general, se puede controlar con analgésicos de venta libre.

Dr. Julio Puig (drpuig.com) especialista en hilos tensores
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Dr. Julio Puig

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.