Inventan un chicle que detecta enfermedades dentales

Puede parecer una simple golosina, pero al introducirlo en la boca notarás que este chicle es mucho más que una chuchería. Cuando lo masticas, su sabor se vuelve amargo, como señal de alerta de que tus encías no están sanas y necesitas visitar a un dentista.

Este chicle es el primer test casero que puede diagnosticar de forma rápida la gingivitis o enfermedades periimplantarias, es decir, alteraciones que aparecen alrededor de los implantes dentales, de una forma tan sencilla como masticar un chicle.

La idea nace de una compañía farmacéutica que ha contactado con la Universidad de Würzburg, en Bavaria (Alemania) para desarrollarlo. Los investigadores han publicado dicho avance en la revista «Nature Communications». El investigador Lorenz Meinel y su equipo han conseguido desarrollado un biosensor que se activa cuando entra en contacto con la saliva. Si el sabor del chicle es amargo, el diagnóstico es positivo; por el contrario cuando la boca está sana, el sabor del chicle se mantiene agradable al gusto. Este biosensor libera dicha sustancia amarga cuando en contacto con unas enzimas que abundan en la boca únicamente cuando la persona sufre una enfermedad periimplantaria. Se obtiene el diagnóstico en tan solo cinco minutos.

Meniel, uno de los investigadores encargados del desarrollo de este proyecto, indica que puede ser utilizado por cualquier persona en cualquier momento. El producto ya se ha probado en un grupo de voluntarios, logrando resultados exitosos, pero aún debe ser probado en un ensayo clínico más amplio que se realizará en Rimini, Italia. Tendrán que pasar 2 o 3 años antes de que este chicle pueda ser comercializado.

Riesgos de la inflamación de las encías

El objetivo de este producto en la detección precoz de los trastornos bucales que pueden convertirse en un problema de salud más grave si no se corrige rápidamente. La inflamación de las encías está relacionada con trastornos graves como la periodontitis, que puede causar la pérdida de piezas dentales, y más allá de los problemas bucodentales, un riesgo mayor de infarto, ictus, disfunción eréctil, demencia o muerte por cirrosis.

Al igual que las caries, los problemas en las encías aparecen por la presencia de placa dental y sarro. Cuanto más tiempo permanezcan sobre los dientes, mayor será el daño que causen.

La gingivitis, es un enfermedad leve que aparece en las encías, cuando estas se inflaman y sangran con facilidad. Manteniendo una higiene dental adecuada, no se daña ni el hueso ni el tejido que sostiene los dientes, pero si no se da tratamiento a esta enfermedad puede derivar en una periodontitis. Las toxinas de las bacterias comienzan a dañar el hueso y los dientes.

Cuidado con los implantes

Las personas que han recurrido a los implantes dentales para sustituir las piezas dentales perdidas, tampoco están exentas de riesgo. Aproximadamente uno de cada 5 portadores de implantes dentales desarrollará una enfermedad periimplantaria. Gran parte estos problemas tienen un carácter infeccioso.

Aunque los implantes están hechos de titanio, para una correcta conservación de estos es necesario que la boca esté sana. Unas encías en mal estado pueden hacer fracasar el implante o hacer que su duración se acorte.

Si sufres de periodontitis acude a un odontólogo. En Masquemedicos encontrarás los mejores expertos en periodontitis en Madrid, Barcelona, Valencia y el resto de España.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *