¿La vitamina D beneficia la fertilidad?

4/5 - (2 votos)

Algunas vitaminas pueden ayudar a mejorar la fertilidad. Es el caso de las muy conocidas vitamina B9 (ácido fólico) o la vitamina C, pero pocas personas conocen los beneficios de la vitamina D en este ámbito.

A continuación, hablaremos de los beneficios de la vitamina D para la fertilidad y para el éxito de la implantación del embrión en un tratamiento de reproducción asistida.

Vitamina del sol y fertilidad

La vitamina D, conocida también como la “vitamina del sol” es una hormona esteroidea de gran importancia para el desarrollo del metabolismo óseo y la absorción del calcio y fósforo a nivel intestinal.

Esta vitamina tiene una acción antiinflamatoria e inmunomoduladora sobre el páncreas, el cerebro, el sistema cardiovascular, inmunológico, endocrino y reproductor.

En las mujeres con niveles bajos plasmáticos de vitamina D, el número de nacidos vivos después de un tratamiento de reproducción asistida es muy inferior. Así lo indica un estudio realizado en Reino Unido, por la Universidad de Birmingham.

Existen receptores de vitamina D en el ovario, el útero y la placenta, por lo que esta vitamina es esencial para el desarrollo y funcionamiento de los mismos.

La European Journal of Endocrinology realizó una investigación con mujeres que estaban en un proceso de reproducción asistida, en la que se especificaba que “las mujeres sometidas a fecundación in vitro que tenían niveles suficientes de vitamina D producían embriones de alta calidad y tenían más probabilidades de quedar embarazadas que aquellas que presentaban carencias de vitamina D.”

La vitamina D mejora la calidad del tejido de los ovarios y el endometrio, lo que ayuda a una adecuada implantación del embrión en el útero.

En los hombres la vitamina D beneficia la morfología de los espermatozoides, mejora su movilidad y aumenta su número. Además, esta vitamina mejora los niveles de testosterona.

Niveles adecuados de vitamina D

Es importante mantener unos niveles correctos de vitamina D (entre 30-40 ng/ml) mientras se busca lograr un embarazo, ya sea de forma natural o mediante reproducción asistida.

Cuando los niveles de esta vitamina son bajos se puede producir una pérdida de densidad ósea, lo que puede provocar fracturas y osteoporosis. Además, puede provocar la aparición o agravamiento de patologías como la diabetes, el cáncer, la obesidad, enfermedades cardiovasculares o procesos autoinmunes.

Por otra parte, cuando la concentración de vitamina D en sangre es muy elevada, puede causar pérdida del apetito, náuseas, vómitos, debilidad, estreñimiento y pérdida de peso.

¿Qué beneficios aporta la vitamina D?

En las mujeres, un nivel adecuado de vitamina D antes y durante el embarazo reduce el riesgo de complicaciones como preeclampsia o parto prematuro. También disminuye el riesgo de padecer diabetes gestacional.

También se ha observado que un nivel correcto de vitamina D beneficia el buen desarrollo del núcleo de los espermatozoides. Aumenta la cantidad de los mismos y mejora la calidad del semen. Además, eleva los niveles de testosterona.

¿Cuáles son las mejores fuentes de vitamina D?

En España, y en otros países vecinos como Francia e Italia, tenemos la suerte de contar con muchos días de sol al año. Siendo este una gran fuente de vitamina D.

También podemos encontrar esta vitamina en alimentos como el pescado azul, las yemas de huevos y la carne roja.

Antes de comenzar un tratamiento de reproducción asistida es importante hacer analíticas a los pacientes para comprobar los niveles de hormonas y vitaminas. El objetivo es de conseguir un embarazo sano y que pueda llegar a feliz término.

Ovoclinic

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.