Liposucción asistida por agua: Aqualipo o Body-Jet

Body Jet o Aqualipo es una revolucionaria técnica de liposucción asistida por agua que permite, en una sola intervención, eliminar, extraer y conservar la grasa de una determinada zona del cuerpo, para poder transferirla a continuación a otra área corporal del paciente.

Tratamiento Body Jet 2 en 1

Esta técnica poco agresiva permite realizar lo que se conoce en el campo de la cirugía plástica como un tratamiento 2 en 1, ya que trata dos zonas del cuerpo en una única intervención. Por ejemplo, se puede extraer grasa del abdomen y de los flancos del paciente y emplearse a continuación para aumentar el pecho.

¿Cómo es el tratamiento Body Jet o Aqualipo?

El tratamiento Body Jet o Aqualipo se inicia aplicando anestesia local en el área corporal a tratar (abdomen, pubis, caderas, nalgas, piernas, tobillos…). Tras esto, se realiza una pequeña incisión en la zona para introducir una cánula fina que combina la irrigación y la aspiración.

Con el objetivo de no dañar las células grasas, las cánulas introducen entre los adipocitos agua a presión para liberar las células grasas de sus ataduras y, al mismo tiempo, aspirarlas suavemente. Esto se consigue debido a que la presión del chorro de agua es bastante fuerte como para reducir la grasa en pequeños fragmentos sin dañar los vasos sanguíneos y los tejidos próximos a la zona.

Las células grasas extraídas tienen una supervivencia cercana al 90%, lo que posibilita su reutilización. Esto supone un porcentaje de supervivencia muy superior al obtenido con técnicas que emplean láser o ultrasonido.

Estas células grasas obtenidas son preservadas, lavadas y aisladas de forma inmediata durante el proceso de liposucción, así se garantiza su seguridad para su utilización en otras zonas del cuerpo que se deseen mejorar.

Al combinar la irrigación y la aspiración se consigue que el procedimiento sea mucho más seguro para el paciente, además de reducir en 30-50 minutos el tiempo de intervención de una liposucción tradicional.

Body Jet: postoperatorio, recuperación y resultados

Al tratarse de una técnica menos invasiva que la empleada por la liposucción tradicional, la recuperación del tratamiento Body Jet es más rápida:

  • Se producen menos hematomas (el sistema es mucho más respetuoso con las arterias y las venas que hay debajo de la piel).
  • Menos inflamación.
  • Menos dolor en los días posteriores a la intervención.

El paciente deberá llevar durante las primeras 48 horas una prenda de compresión para ayudar a la recuperación. Pasado este periodo se podrá retirar para darse la primera ducha completa. Esa prenda compresiva deberá utilizarse de manera ininterrumpida durante una semana (día y noche), y será retirada en 3-6 semanas.

A partir del tercer mes tras la intervención ya pueden observarse los resultados. Durante este periodo el paciente deberá acudir a la clínica del cirujano, un par de veces a la semana, para recibir masajes manuales de drenaje linfático y, en casos específicos, sesiones de Radiofrecuencia Tripolar Medi-TriRF® para mejorar la elasticidad y la retracción de la piel en las zonas del cuerpo tratadas.

Dr. Julio Terrén: especialista en liposucción Body-Jet
Dr. Julio Terrén en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *