Los cardiólogos más valorados en el Día Mundial del Corazón

Las enfermedades cardiovasculares se cobran 17,3 millones de vidas al año, siendo las más mortíferas del mundo. Enfermedades tales el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular están a la orden del día en la sociedad en la que vivimos.

La OMS y otros organismos oficiales coinciden en que es muy importante (hablando de estas enfermedades) la prevención y seguir unos consejos para tener un corazón sano: llevar una dieta sana y equilibrada, no fumar y hacer ejercicio 1 o 2 veces por semana como mínimo. Así mismo, factores de riesgo

para sufrir una enfermedad cardiovascular son: la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes y el tabaquismo.

Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón, que se centra en la información al paciente sobre cómo prevenirlo, con el lema “Un mundo, un hogar, un corazón”, y para aportar nuestro granito de arena desde Masquemedicos queremos ofreceros a los tres cardiólogos más valorados, para que opinéis o consultéis si necesitáis una opinión experta:

1. José María Julián Rogger. Cardiólogo en Ciutadella de Menorca.

2. Juan Manuel Roca Catalán. Cardiólogo en Barcelona.

3. Domingo Pascual Figal. Cardiólogo en Murcia.

En este Día Mundial del Corazón nos sumamos a los consejos para llevar una vida más sana y evitar enfermedades cardiovasculares y, también, esperamos las opiniones sobre vuestros cardiólogos para compartir con otros usuarios, o incluso vuestros consejos o trucos para que otros pacientes y usuarios apliquen. ¿Qué os parece?

 

Artículos relacionados

2 comentarios sobre “Los cardiólogos más valorados en el Día Mundial del Corazón

  • el 30 Enero, 2012 a las 14:23
    Permalink

    Señores, ustedes se pasan por el arco del triunfo el derecho al honor y al prestigio profesional de los demás, médicos en este caso.

    Les remito lo que afirma el Tribunal Constitucional sobre el delicado asunto:

    — El trabajo, concebido en nuestra Constitución como derecho y como deber (art.35.1 CE) representa para “a mujer y el hombre de nuestra época, el sector más importante y significado de su quehacer en la proyección al exterior, hacia los demás e incluso en su aspecto interno es el factor predominante de realización personal.

    —La opinión que la gente pueda tener de cómo trabaja cada cual resulta fundamental para el aprecio social y tiene una influencia decisiva en el bienestar propio o de la familia, pues de él dependen no ya el empleo o el paro, sino el estancamiento o ascenso profesional con las consecuencias económicas inherentes”.

    Todo lo cual, le lleva a concluir literalmente que
    —”El prestigio en este ámbito, especialmente en su aspecto ético o deontológico, más aún que en el técnico, ha de reputarse incluido en el núcleo protegible y protegido constitucionalmente del derecho al honor”.

    Supongo que tienen ustedes otras prioridades, antes que el respeto al prestigio que como profesionales tienen aquellos que trabajan muy duro durante muchos años para ejercer una profesión, que aunque no lo crean, no es fácil y menos fácil aún contentar a todo el mundo.

    Respuesta
    • el 30 Enero, 2012 a las 17:17
      Permalink

      Hola Juan. Nos parece importante que los usuarios, tanto de la sanidad privada como de la pública tengan la oportunidad de opinar sobre el servicio recibido. Eso no tiene que ir en menoscabo del derecho al honor o del prestigio profesional de los profesionales de la salud. En el ejercicio de su actividad son figuras públicas y la libre opinión también es un derecho que ampara la constitución, igual que se pueden hacer críticas a favor o en contra de arquitectos, abogados o directores de cine.

      Si en alguna ocasión entran en colisión ambos derechos, lo analizamos y tomamos la medida que consideramos oportuna.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *