Preguntas frecuentes sobre cirugía refractiva

La cirugía refractiva permite corregir los problemas refractivos de la visión, tales como la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Cada vez más personas se deciden por esta intervención que además de ser muy segura y rápida, ofrece unos resultados excelentes.

Si estás pensando en operarte y olvidarte de una vez por todas de las gafas o lentillas, quizás tengas algunas dudas muy comunes, que a continuación resolvemos.

¿Qué son las dioptrías?

La dioptría es la unidad que se utiliza para medir la potencia de refracción de una lente, y puede ser positivo o negativo.

Un ojo normal tienen una capacidad de refracción de 60 dioptrías, que se dividen aproximadamente en: 43 en la córnea, 15 en el cristalino y el resto los humores acuoso y vítreo.

Cuando la córnea presenta algún problema, esta potencia de refracción de 43 dioptrías se pierde, siendo estas las necesarias para colocar la imagen en la retina y ver de forma correcta. La falta de dioptrías en la córnea se suple con una lente postiza, gafa o lentilla que tenga la curvatura necesaria para restablecer las 43 dioptrías, para una visión óptima.

¿La cirugía refractiva es una operación dolorosa?

La cirugía refractiva no es una intervención molesta o dolorosa, al contrario, al realizarse con láser, es muy rápida e indolora. Además, en casi todos los pacientes se utiliza anestesia local, y no es necesario el ingreso hospitalario.

En IOTT utilizamos la tecnología láser más avanzada para realizar las cirugías refractivas, garantizando una intervención rápida, sin molestias y sin dolor. Además, gracias a la aplicación de esta tecnología, el postoperatorio es muy reducido.

¿Quién puede operarse?

La cirugía refractiva se indica normalmente por encima de los 18 o 20 años. Esto debido a que es necesario que el defecto refractivo se haya estabilizado, es decir, que no se produzca un aumento de las dioptrías.

Generalmente los problemas refractivos aumentan en la etapa de crecimiento y luego se detienen. En las personas mayores de 50 años, es posible operar siempre que no existan otras patologías oculares como problemas en la retina o cataratas.

Es importante que cualquier paciente que desee operarse para eliminar un problema refractivo no manifieste evidencia de patología corneal, haya tenido una buena agudeza visual previa, mantenga un patrón topográfico regular, y paquimetría suficiente para poder dejar 400 u de grueso total y 250 u de base.

En los casos de miopía es posible operar hasta 15 dioptrías. En el astigmatismo, 7 dioptrías medido en cilindro negativo, y en la hipermetropía, hasta 8 dioptrías, medido en refracción ciclipéica.

¿Qué técnicas de cirugía refractiva existen?

En IOTT destacamos las técnicas LASIK y el LASEK, en las cuales utilizamos el láser Excimer AMARIS.

Además, realizamos implantación de lentes ICL, para dar solución a problemas de miopía e hipermetropía elevadas.

¿Puede haber complicaciones en la cirugía refractiva?

Al tratarse de un procedimiento quirúrgico, hay un elemento de riesgo. Sin embargo, la tecnología y la medicina avanza día a día, asegurando que el riesgo es mucho menor de lo que la gente piensa.

La probabilidad de complicaciones es muy baja, y es posible disminuirla gracias a la realización de pruebas preoperatorias minuciosas, contando con un cirujano experto y utilizando la mejor tecnología disponible, y brindando con cuidados y seguimiento postoperatorios de gran calidad.

La cirugía refractiva con láser debe ser realizada tras una evaluación médica que permita la idoneidad del paciente para dicho procedimiento, que debe ser realizado por un especialista con la formación y experiencia adecuadas.

Instituto Oftalmológico Tres Torres

Instituto Oftalmológico Tres Torres en Masquemedicos

Instituto Oftalmológico Tres Torres
Últimas entradas de Instituto Oftalmológico Tres Torres (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *