Efecto Rippling tras un aumento de pecho: cómo solucionarlo

El efecto Rippling son arrugas, ondulaciones o pliegues que pueden aparecer en la superficie de la piel del seno tras el aumento de pecho. Estos pliegues surgen en el lateral del pecho o en la zona del escote independientemente de que se trate de prótesis de silicona o de solución salina.

Las razones para aumentarse el pecho son diversas: mejorar la apariencia de las mamas, corregir algún defecto congénito, aumentar el tamaño y el volumen de los pechos, reconstruirse el pecho tras una mastectomía, levantar los senos tras el embarazo y la lactancia.

Es fundamental que el cirujano plástico analice pormenorizadamente cada caso para encontrar la mejor solución, ya que las técnicas para afrontar el problema son diversas: empleo de prótesis mamarias (gel de silicona o solución salina), utilización de grasa propia, una combinación de ambas técnicas…

Causas más comunes del efecto Rippling

Implantes mamarios salinos insuficientemente llenos

Los implantes cuyo contenido es suero salino, si han perdido volumen con el paso del tiempo o no están lo suficientemente llenos tras la cirugía, tendrán mayor probabilidad de ondulación que las prótesis de silicona. El llenado insuficiente puede hacer que los implantes se ondulen provocando el efecto Rippling. El problema se soluciona con una cirugía de revisión mamaria.

El implante mamario es demasiado grande para la anatomía de la paciente

Los implantes más grandes son más propensos a ondularse que los implantes más pequeños. Sin embargo, la visibilidad de la ondulación depende de la ubicación de los implantes y de la cantidad de tejido mamario de la paciente. Las pacientes que cuentan con un tejido mamario significativo tienen menos riesgo a la hora de sufrir ondulaciones, incluso con implantes más grandes.

A veces, se coloca una prótesis más ancha que lo que correspondería a la paciente, teniendo en cuenta su complexión y el tamaño de su pecho, lo que provoca que se generen arrugas y pliegues.

Cantidad de tejido mamario

Cada seno tiene una forma y un volumen diferente. El efecto Rippling es más evidente en mujeres con poca cantidad de tejido mamario. Para minimizar esa ondulación, se deben emplear implantes mamarios más pequeños y colocarlos debajo de los músculos del tórax.

Posición del implante

Los implantes se pueden colocar por encima o por debajo de los músculos del tórax. Cuando el implante se coloca debajo de la pared del tórax (lo que se conoce como “colocación submuscular”), existe más tejido mamario para cubrir el implante, por lo que el efecto “rippling” será mucho menor.

Pérdidas de peso

Cuando se pierde peso, también se pierde tejido mamario. Esto disminuye la cobertura de grasa en el tejido mamario y hace que esta complicación pueda ser más obvia.

Efecto Rippling: cómo solucionarlo

Hay diferentes procedimientos que pueden emplearse para solucionar el problema. Destacamos:

  • Injertos de grasa: al injertar grasa sobre los implantes se reducen los pliegues y las arrugas.
  • Cambiar la ubicación de los implantes: si los implantes se han colocado debajo de la piel (lo que se conoce como “colocación subglandular”) y han provocado ondulaciones, se pueden reposicionar debajo del músculo del tórax. Así la colocación de implantes debajo del músculo aumentará la cobertura tisular de los implantes y hará que las arrugas sean menos evidentes.
  • Reducir el tamaño del implante: las arrugas, las ondulaciones y los pliegues en la superficie de la piel del seno son menos probables si se colocan implantes pequeños. Si el efecto Rippling es demasiado molesto la solución es reducir el tamaño de los implantes.
  • Sobrellenado de los implantes de solución salina: el sobrellenado de los implantes de solución salina deja menos espacio para la aparición de ondulaciones.
  • Cambiar los implantes de solución salina por prótesis de silicona

Dr. Julio Terrén: especialista en segundas cirugías de senos

Dr. Julio Terrén en Masquemedicos

3 comentarios en “Efecto Rippling tras un aumento de pecho: cómo solucionarlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *