¿Qué hago si tengo alopecia avanzada?

Rate this post

La pérdida de pelo es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres, en aquellos casos en los que la alopecia o calvicie se encuentra en un estado avanzado, el tratamiento recomendado es la técnica FUSS.

Conocida también como técnica de la tira, FUSS (Folicular Unit Strip Surgery) es una técnica de microinjertos capilares en la que se extrae una tira de 1-1,5cm de cuero cabelludo de la nuca. En esta zona el cabello es más abundante y está preparado genéticamente para no detener su crecimiento. Las unidades foliculares que se obtienen en esa tira de cuero cabelludo se implantan en la zona receptora.

Es una intervención quirúrgica poco invasiva realizada bajo anestesia local. Con la técnica FUSS es posible cubrir áreas amplias logrando un resultado natural y definitivo.

La técnica FUSS permite hacer sesiones de hasta 4.000 injertos aproximadamente, lo que se traduce en 10.000 pelos, además permite el crecimiento de cabello a través de la cicatriz.

¿La técnica FUSS es para mi?

Los pacientes idóneos para realizar la técnica FUSS son aquellos que presentan áreas alopécicas extensas por diferentes motivos:

  • Se obtienen y luego se injertan una gran cantidad de unidades foliculares.
  • El porcentaje de unidades foliculares transeccionadas en la preparación es mínimo.
  • Son necesarias menos sesiones para lograr buenos resultados en cuanto a densidad.

Examen físico previo a la técnica FUSS

En principio cualquier paciente que sufra de una alopecia avanzada, puede ser un buen candidato para un microinjerto capilar con la técnica FUSS, cada persona es un caso clínico distinto y eso hay que tenerlo muy presente.

Es importante observar las características y el tipo de pelo que posee cada paciente, así como su coloración y densidad. También se debe estudiar la extensión de la zona donde se ha perdido pelo y que se va a cubrir con el trasplante capilar.

Aspectos a tener en cuenta para realizar el microinjerto capilar con la técnica FUSS

  • Grosor del pelo en la zona donante: cuando el cabello es más grueso crea un sensación de mayor densidad de pelo en la zona que recibe el trasplante.
  • Densidad del pelo de la zona donante: esta determinará la cantidad de folículos disponibles para realizar el injerto, condicionando también el resultado final.

Después de realizar el diagnóstico médico, y teniendo en cuenta los diferentes tipos de alopecia se decidirá si esta técnica es la más adecuada para el paciente.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *