¿Qué son las células madre y qué puede tratarse con ellas?

Las células madre son células de nuestro propio organismo, que tienen la capacidad de dividirse y diferenciarse en diversos tipos de células especializadas. Son proveedoras de nuevas células que tienen la capacidad de regenerar tejidos dañados. Es decir, cuando se produce una lesión o una enfermedad y las células se dañan o mueren, las células madre son las encargadas de sustituir a esas células dañadas.

Se localizan en distintos tejidos del cuerpo, especialmente en el tejido adiposo, es decir, en la grasa, y en la médula ósea.

¿Cuáles son sus propiedades?

  • Producen nuevas células: una vez aplicadas en el tejido a tratar, las células madre tienen la capacidad de dividirse para formar “células hijas”, y nuevas células especializadas del tejido al cual se han adherido. Por poner un ejemplo, si las inyectamos en el cartílago se generarán nuevas células cartilaginosas. Ninguna otra célula del cuerpo tiene la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.
  • Bajo riesgo de rechazo por parte del organismo: al ser células del propio paciente (autólogas), el organismo suele aceptarlas con un porcentaje de rechazo ínfimo.
  • Presentan una gran capacidad inmunomoduladora y antiinflamatoria (tanto in vivo como in vitro).
  • Capacidad de migración a diferentes tejidos y órganos: a esto es a lo que se conoce como “efecto homing”, y hace referencia a la capacidad que tienen este tipo de células de migrar y fijarse en el órgano-tejido que ha sufrido algún tipo de daño para ejercer su función reparadora.
  • Favorecen la proliferación celular en el tejido afectado.

¿Qué pueden tratar?

Las células madres pueden emplearse para tratar distintos problemas y afecciones, tales como:

Dismorfias faciales

Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que puede sustituir a determinadas cirugías faciales más agresivas. Mediante la inyección de tejido graso rico en células madre obtenido del propio paciente, se pueden reconstruir ciertas deformidades faciales, atrofias del tejido subcutáneo u otras patologías.

Artrosis degenerativa y reumatoide

La artrosis degenerativa es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones. Provoca el deterioro del cartílago articular lo que hace que los huesos se vayan desgastando causando dolor, inflamación y restricción en el movimiento. Suele localizarse en las manos, las rodillas, la cadera, la columna vertebral… Quien la padece puede sufrir dolor a la hora de realizar actividades tan habituales como cerrar la mano, subir escaleras o caminar.

La medicina regenerativa mediante el uso de factores de crecimiento tisular (PRP) y células madre ha ayudado a mejorar el estado clínico y funcional de las articulaciones y, por tanto, la calidad de vida del paciente.

La artritis reumatoide se produce debido a que el propio sistema inmunitario del paciente, ataca a la capsula articular que encierra toda la articulación, lo que se conoce como membrana sinovial, provocando una hinchazón dolorosa que puede desembocar en erosión ósea y deformidad de las articulaciones.

Las células madre, gracias a su gran capacidad inmunomoduladora, son un gran aliado para combatir este tipo de artrosis ya que al aplicarse de forma intraarticular disminuyen la actividad inflamatoria y favorecen la acción regeneradora de los tejidos dañados.

Diabetes y otras enfermedades crónicas y degenerativas

La diabetes, la insuficiencia cardíaca, el Alzheimer, el Parkinson, entre otras, están siendo tratadas de manera exitosa mediante la aplicación de células madre tanto de forma sistémica, como directamente sobre los órganos afectados.

Si el paciente sufre de diabetes, por ejemplo, se pueden aplicar las células madre directamente en el tejido pancreático para estimular la fusión de las células beta productoras de insulina, lo que ayuda a disminuir los niveles de glucosa y mejora la calidad de vida de los pacientes.

Otras afecciones

Enfermedades de frecuente aparición como el lupus eritematoso sistémico, la esclerosis múltiple, la esclerodermia, entre otras, pueden aprovecharse de la capacidad inmunoreguladora de las células madre. También pueden emplearse para combatir la disfunción eréctil o la pérdida de pelo o alopecia.

Siloé Clínic, expertos en Medicina Regenerativa y Células Madre

Siloé Clínic en Masquemedicos

4 comentarios en “¿Qué son las células madre y qué puede tratarse con ellas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *