Quiropodia. Poner a punto los pies para el buen tiempo

5 (100%) 1 vote

El pie, como cualquier parte del cuerpo, requiere cuidados específicos, y más cuando las condiciones ambientales van a cambiar. Lucía Mondelo, podóloga de Clínica Podoactiva Premier (Madrid) nos explica por qué es necesario realizar una quiropodia antes de cambiar del calzado de invierno, al calzado de primavera.

Importancia de realizar una quiropodia antes de utilizar el calzado abierto

El calzado de primavera/verano (sandalias, zuecos, etc.) es completamente diferente al calzado de invierno (botas, zapato cerrado, deportivas, botas de agua…), así como los materiales y las zonas de roce o hiperpresión. Por todo ello, la biomecánica del pie va a cambiar, Lucía Mondelo, señala que “una sesión de quiropodia ayudará a preparar la dermis para este cambio de calzado”.

A su vez, el pie está más en contacto con el oxígeno, el salitre del agua del mar, arena de las playas…. provocando una irritación y una oxidación de la piel, traduciéndose en una piel más seca, más tirante y más sensible a lesiones. “El podólogo no sólo preparará el pie, sino que dará consejos para mantener ese cuidado durante toda la estación”, señala Mondelo.

Callos y durezas en los pies al llevarlos descubiertos

La exposición de la piel al oxígeno ambiental (con sandalias el pie está expuesto) favorece la aparición de mayor sequedad. A su vez, “las sandalias y zapatos de verano van a cambiar las zonas de más roce, pudiendo aparecer hiperqueratosis (durezas) o helomas (callos) en zonas donde no habían aparecido” indica la especialista.

Alteraciones en las uñas por el uso frecuente de esmaltes

El uso frecuente de esmaltes en las uñas puedes provocar alteraciones. Las uñas son formaciones tegumentarias, al igual que el pelo, son estructuras sin células vivas. Dado su bajo poder de recuperación (no es un tejido vivo) debemos cuidarlo de forma extra, al igual que hacemos con el pelo (visitas periódicas al peluquero, tratamientos de queratina, acondicionadores…).

Lucía Mondelo explica que “los esmaltes crean una capa opaca por encima de la uña, impidiendo que estas respiren, favoreciendo así a la aparición de hongos, (los hongos buscan calor, humedad y oscuridad). Además, en muchos centros de estética usan el mismo esmalte para todas las pacientes, aumentando así el riesgo a contagio”.

Afecciones de los pies más comunes en primavera y verano

Según la especialista en podología, “a nivel de cambios tróficos (uñas y dermis) se observan más incidencias en helomas en zonas nuevas, rozaduras en las escotaduras de los zapatos y en la parte posterior del calcáneo (tendón aquíleo) e infecciones micóticas y bacterianas, así como transmisión y aparición de verrugas plantares y una mayor sudoración. A nivel de biomecánica se reflejan más fascitis plantares y patologías relacionadas con metatarsalgias”.

¿Cada cuánto tiempo se necesita realizar una quiropodia?

Hay pacientes que acuden a los centros podológicos de forma mensual, bimensual y trimestral, dependiendo de cada caso, tratamiento y lesión. Depende un poco de las necesidades de cada paciente y de la situación basal del mismo.

“Aconsejamos en cada cambio de estación acudir al podólogo para preparar los pies” destaca Lucía Mondelo.

Influencia de la edad a la hora de realizarse una quiropodia en épocas de buen tiempo

“En pacientes más mayores, juegan en su contra las numerosas patologías y desgastes por la edad, como son los problemas venosos, intervenciones quirúrgicas, enfermedades hormonales… Todas ellas hacen que la piel y las zonas más distales del cuerpo se vean afectadas y sufran cambios que requieran visitas podológicas regulares para que vuelvan a su normalidad. Por el contrario, los más pequeños son propensos a las verrugas plantares o infecciones” aclara la experta.

Más información sobre esta tema en el blog de Podoactiva.

Lucía Mondelo, podóloga de Clínica Podoactiva Premier (Madrid)

Pedir información

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *