Recuperación y postoperatorio de la abdominoplastia o cirugía de abdomen

5/5 - (3 votos)

La zona del abdomen es muy proclive a la hora de acumular grasa de forma natural. Muchas personas en relativa buena forma física cuentan con depósitos grasos abdominales, que no responden ni a la dieta ni al ejercicio físico continuado.

Las causas son diversas: herencia genética, variaciones en la musculatura abdominal fruto de los embarazos, cambios bruscos en el peso, desordenes hormonales…

¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia, también conocida como lipectomía abdominal, es un procedimiento quirúrgico indicado para aquellas personas que cuentan con importantes acúmulos grasos en el área abdominal, además de abundante piel sobrante en el estómago.

Con la abdominoplastia se elimina la piel sobrante, se extrae la grasa de la parte inferior del abdomen y se tensa la musculatura de la pared abdominal, obteniendo como resultado un abdomen más terso y más plano.

A pesar de la popularidad de esta cirugía muchas personas no saben qué esperar durante su recuperación. Comprender ese proceso puede ayudar a que la abdominoplastia sea un viaje mucho más fácil para los pacientes.

Recuperación de la abdominoplastia

Es importante tener en cuenta que los tiempos de recuperación varían. No hay una respuesta única sobre cuánto tiempo llevará recuperarse de una abdominoplastia.

Como cualquier procedimiento quirúrgico, existe un marco de tiempo general, pero las recuperaciones individuales se basan en una variedad de factores, incluidos los siguientes:

  • Edad del paciente.
  • Estado de salud general.
  • Tipo de abdominoplastia realizada (varía en función de la cantidad de grasa o piel retirada).
  • Seguimiento o no de los cuidados postoperatorios (es fundamental que el paciente siga al pie de la letra las instrucciones del cirujano).

Como hemos comentado anteriormente hay varios tipos de abdominoplastias que varían en función del tamaño del área a tratar; se puede realizar desde una “abdominoplastia completa”, hasta una “miniabdominoplastia“, que se enfoca en un área pequeña en la parte inferior del abdomen.

Cuanto más extenso sea el contorno abdominal del paciente, más tiempo puede llevar recuperarse por completo. Una abdominoplastia extendida o completa, además del abdomen, suele involucrar los flancos, la parte inferior de la espalda y la parte inferior del pecho.

Una vez que se completa el procedimiento, el cirujano discutirá con el paciente un cronograma más específico para su recuperación; pero en términos generales, la mayoría de los pacientes comienzan a encontrarse mucho mejor a las ocho semanas.

Inmediatamente después de la abdominoplastia, el abdomen se cubrirá con un vendaje quirúrgico.

En muchos casos se colocarán tubos de drenaje pequeños y delgados alrededor de la incisión para drenar cualquier líquido que se acumule a su alrededor. Esto es común y no debería causar ninguna molestia adicional. Al ser una intervención larga (2-3 horas) que se realiza bajo anestesia general se recomienda un ingreso hospitalario de 2 días.

Una vez que el paciente esté en casa es importante conseguir ayuda durante, al menos, el primer o segundo día tras la cirugía, ya que el paciente tendrá una movilidad algo limitada. El cirujano recetará analgésicos para tratar las molestias asociadas (antibióticos, anticoagulantes, cremas tópicas para aplicar alrededor del sitio de la incisión…).

El paciente deberá llevar una faja de compresión que le ayudará con la hinchazón y la incomodidad durante un período no inferior a un mes. Esta fija también ayudará a fijar el nuevo contorno corporal.

Muchas personas optan por tomarse hasta un mes sin trabajar para recuperarse correctamente. Si el paciente tiene un trabajo físicamente exigente, es especialmente importante que se tome tiempo libre para no poner en peligro la recuperación.

La hinchazón y los moretones pueden tardar hasta tres meses en desaparecer por completo; también es normal experimentar entumecimiento o una sensación de tirantez durante semanas o meses tras la intervención.

Lo fundamental es que el paciente siga los consejos del cirujano y sea “amable” con su cuerpo, concentrándose en hacer todo lo posible para recuperarse correctamente y por completo del procedimiento.

Saber más sobre la abdominoplastia en www.gonzalez-fontana.com

Dr. González-Fontana en Masquemedicos

Dr. Ramón González-Fontana
Últimas entradas de Dr. Ramón González-Fontana (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.