¿Se pueden prevenir las enfermedades de retina?

La retina puede sufrir diversas enfermedades que afectan la visión, y algunas pueden ser tan graves que llegan a producir ceguera. Entre las patologías más comunes que afectan a la retina están la degeneración macular, enfermedad diabética del ojo, desprendimiento de retina, estas dolencias pueden prevenirse acudiendo regularmente a la consulta del oftalmólogo.

Prevención de la retinopatía diabética

Las personas que padecen diabetes, pueden sufrir lesiones en la retina de distintas formas.

En algunos casos pasa líquido hacia la retina, esta se encharca, y su funcionamiento se ve afectado. Esto se conoce como edema macular, y es la causa más común de pérdida de visión central y progresiva en las personas diabéticas.

En otras personas sucede que la sangre no llega a la retina para que esta funcione correctamente, pudiendo producirse una pérdida de visión aguda.

Controlar la enfermedad diabética reduce el riesgo de sufrir una retinopatía diabética, estudios demuestran que los pacientes que llevan una vida sana y mantienen el tratamiento de la diabetes con insulina, mostraron una reducción del riesgo de padecer retinopatía. En los pacientes con diabetes tipo 2 también se ha confirmado el efecto protector de un buen control de la diabetes, para evitar la aparición de la retinopatía.

En los pacientes con lesiones en estadios precoces se recomienda la fotocoagulación, para reducir la pérdida de vista y retrasar la progresión de la retinopatía.

Prevención del desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina se produce cuando la retina o parte de ella se desprende se su lugar habitual, a causa de un traumatismo, un desgarro o una tracción excesiva.

Cuando se desprende la retina la visión de vuelve borrosa y se pierden algunas zonas del campo visual. Es imprescindible acudir al oftalmólogo en el momento en que la persona afectada percibe “moscas volantes”, destellos luminosos, visión turbia, sensación de no poder ver algunas zonas del campo visual.

La fotocoagulación con láser previene que se produzca un futuro desprendimiento de retina cuando aparece una pequeña degeneración.

Cuando el desprendimiento de retina es importante, o el tratamiento con láser no es suficiente, se recurre a la microcirugía ocular. Consiste en la intervención, bajo anestesia local de la bolsa líquida que se forma en el desprendimiento de retina.

Algunos desprendimientos de retina también pueden ser intervenidos mediante la técnica de vitrectomía sin suturas.

En los pacientes que padecen un desprendimiento de retina, siempre debe realizarse una exploración del ojo contralateral sano, para determinar si existen degeneraciones y tratarlas de manera preventiva.

Prevención de la Degeneración Macular asociada a la edad (DMAE)

La DMAE es una de las causas más frecuentes de pérdida visual en las personas mayores de 65 años.

Se trata de una enfermedad degenerativa que avanza progresivamente. Al comienzo de la enfermedad, el paciente percibe las líneas rectas como curvadas, una distorsión que aumenta con el tiempo, a su vez también aumenta la borrosidad visual en la zona central.

Para determinar la extensión de la lesión se realiza una angiografía fluoresceínica, y para el seguimiento de su tratamiento tomografía de coherencia óptica (TCO).

El consumo de verduras de hoja verde, frutas y aceites enriquecidos con ácidos grasos omega 3, ayuda a reducir el riesgo de desarrollo y progresión de la DMAE. Dejar de fumar también es un factor que contribuye a prevenir esta enfermedad. Utilizar gafas de sol homologadas protege la mácula de los rayos ultravioletas.

Acudir periódicamente a revisiones con el oftalmólogo para evaluar los factores de riesgo o otras enfermedades oculares, es imprescindible para prevenir esta patología de la retina.

Recomendaciones generales para prevenir las enfermedades de la retina

Para evitar problemas en la retina es necesario llevar una vida sana, para prevenir así enfermedades generales como la diabetes, o la hipertensión arterial, que pueden tener efectos negativos en nuestra salud visual.

Comer de forma equilibrada e incluir en la dieta alimentos ricos en antioxidantes, eliminar el tabaco y reducir el consumo de alcohol, son también medidas para evitar algunas enfermedades de la retina, o retrasar su aparición.

Las revisiones con el oftalmólogo cada año se recomiendan a partir de los 50 años, también en pacientes más jóvenes cuando pertenecen a grupos de riesgo.

Instituto Oftalmológico Tres Torres

Instituto Oftalmológico Tres Torres en Masquemedicos

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *