Tipos de artritis. Síntomas y diagnóstico

La artritis era considerada en los tiempos antiguos de la medicina, como una única enfermedad contra la cual no se podía hacer mucho más que aconsejar la toma de Colchicina o derivados de la corteza del sauce, y esperar.

Actualmente la artritis continúa siendo una enfermedad desconocida para la población y muchas veces las personas tienden a confundirla con otras enfermedades reumáticas.

La artritis refiere a la inflamación de las articulaciones, y no debe confundirse con el dolor en las articulaciones provocado por causas distintas a la inflamación de las mismas, como sucede por ejemplo en la artrosis.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad reumática crónica que se manifiesta con la afectación de las articulaciones periféricas (manos, pies, muñecas, hombros, codos, caderas y rodillas). Se produce dolor, hinchazón secundaria a la inflamación de la membrana sinovial y rigidez en las articulaciones, especialmente por la mañana o después de periodos de reposo.

Además de dañar articulaciones, tendones y músculos, pudiendo llegar a provocar una disminución de la movilidad y de la función articular, esta inflamación puede tener efectos sobre otros órganos como el corazón, los pulmones o los riñones. Por esta razón la artritis reumatoide es considerada una enfermedad sistémica.

Si la inflamación es elevada y se mantiene, puede generar fiebre, cansancio, astenia, pérdida de peso y pérdida de apetito.

Diagnóstico de artritis reumatoide

Es de vital importancia mantener la enfermedad controlada, así como los brotes, con la finalidad de evitar posibles complicaciones. Actualmente la mayoría de los pacientes pueden mantener la enfermedad bajo control desde etapas tempranas de su vida, gracias al diagnóstico precoz y a la existencia de nuevos tratamientos.

Prevalencia de la artritis reumatoide

Se estima que en España padecen artritis más de 200.000 personas, según los datos arrojados por el estudio EPISER sobre prevalencia e impacto de las enfermedades reumáticas, que lleva a cabo la Sociedad Española de Reumatología (SER).

Cada año se diagnostican aproximadamente 20.000 casos nuevos. Este es un dato muy relevante, teniendo en cuenta que dato muy importante si tenemos en cuenta que la artritis reumatoide es la más incapacitante de las enfermedades reumáticas.

Artritis psoriásica

Se trata de una enfermedad de las articulaciones que se manifiesta en un 10% de pacientes que padecen psoriasis en la piel, aproximadamente.

Existen casos en los que la artritis aparece antes y las lesiones cutáneas se desarrollan con el paso del tiempo. En otros casos la piel no sufre afectaciones a pesar de padecer la enfermedad de las articulaciones.

Síntomas de la artritis psoriásica

La lesión articular es inflamatoria, es decir, cursa con dolor, hinchazón, calor,dificultad de movimiento y con el tiempo posibilidad de deformación de la articulación.

Es una enfermedad crónica que evoluciona de forma irregular en la vida de la persona afectada, alternando épocas de inactividad y otras de inflamación.

Puede llegar a afectar, no solo a las articulaciones, sino a otras partes del cuerpo como pueden ser el ojo o el hueso. En los huesos las lesiones aparecen sobretodo en la inserción de los tendones y de los ligamentos.

Los síntomas articulares de esta enfermedad son: dolor, calor, enrojecimiento, incapacidad de movilizar la articulación y en algunos casos deformación de esta.

Artritis idiopática juvenil

La artritis idiopática juvenil (AIJ) es un grupo heterogéneo de enfermedades inflamatorias cuyo origen se desconoce. Inician en la infancia y su expresión clínica común es la artritis.

Al contrario de lo que se piensa comúnmente, las patologías del aparato músculo-esquelético no solo afectan a personas mayores, también aparecen durante la infancia y la adolescencia. En estos pacientes, las enfermedades reumáticas ocasionan daños sobretodo al tejido conjuntivo (articulaciones, músculos y tendones) que también forma parte de otros órganos como piel, ojos, vasos sanguíneos, etc.

Diagnóstico de la artritis idiopática juvenil

La artritis durante al menos seis semanas en pacientes menores de dieciséis años, es considerado requisito indispensable para el diagnóstico de esta enfermedad, una vez que se hayan descartado otras posibles causas.

La artritis idiopática juvenil puede venir acompañada de síntomas como dolor e inflamación de las articulaciones, erupciones de la piel, fiebre, aumento del tamaño de los ganglios, inflamación de los ojos, cansancio, retraso del crecimiento, etc.

En concreto, esta enfermedad está caracterizada por la presencia de inflamación de la membrana sinovial o sinovitis que puede tener como consecuencia la destrucción de las estructuras intra y periarticulares, ocasionando un deterioro funcional.

Consulta al reumatólogo

Es primordial estar en conocimiento de los síntomas y exponer al especialista todas las dudas, para determinar cuanto antes las posibles complicaciones y comenzar el tratamiento más adecuado para cada paciente. Todo ello con el objetivo de lograr un mejor control de la enfermedad y una evolución favorable de la misma.

En Masquemedicos encontrarás a los más destacados especialistas en Reumatología en Madrid, Barcelona y todas las localidades de España.

Artículos relacionados

masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *