Todo lo que debes saber sobre el Método Rose

El Método Rose es un tratamiento de reducción de estómago destinado a aquellos pacientes que ya se han sometido previamente a una cirugía bariátrica, pero que con el paso del tiempo han recuperado los kilos perdidos.

Es un procedimiento realizado mediante endoscopia por vía oral, donde se sutura la pared del estómago con el objetivo de reducir la capacidad del mismo, mediante la realización de varios pliegues.

La pérdida de peso no solo dependerá de la intervención, el paciente debe mantener un programa de seguimiento y reeducación alimentaria, para deshacerse de los kilos de sobra y no volver a recuperarlos.

Diferencias entre el Método Rose y otras cirugías bariátricas

Este tratamiento se dirige a las personas que anteriormente ya se han sometido a cirugías bariátricas, pero han vuelto a subir de peso.

La intervención de reducción de estómago con el Método Rose se realiza sin incisiones, en consecuencia, el paciente tiene una recuperación más rápida, y el riesgo de infección se reduce.

¿Cuánto peso es posible perder con el Método Rose?

Los pacientes del Método Rose logran perder entre el 45% y el 55%, del exceso de peso.

Los resultados son perceptibles desde el día posterior a la cirugía, la bajada de peso es gradual y el resultado final del tratamiento depende de la implicación del paciente.

Después de realizar la intervención es necesario seguir un programa de reeducación alimentaria de la mano de un equipo médico especializado, para alcanzar el objetivo de perder el peso sobrante y no volver a recuperarlo.

Método Rose paso a paso

El primer paso es realizar una serie de pruebas médicas para determinar si el paciente es apto para el tratamiento.

En el preoperatorio se llevarán a cabo las siguientes pruebas:

  • Estudio hormonal
  • Electrocardiograma
  • Radiografía
  • Estudio antropométrico
  • Valoración psicológica

Durante los tres días previos a la operación el paciente debe mantener una dieta líquida. El programa alimentario será elaborado por el equipo médico.

Mediante una endoscopia por vía oral se sutura la pared del estómago, con la finalidad de reducir su capacidad. Esta reducción de estómago se lleva a cabo a través de 3 o 4 pliegues en puntos específicos del estómago.

La intervención tiene una duración aproximada de 60 minutos. Es necesario que el paciente pase las primeras 24 horas ingresado. Deberá volver una semana después para comprobar que evoluciona adecuadamente.

Después de la intervención, comenzará el programa de seguimiento y reeducación alimentaria, que tiene una duración de un año. El objetivo es que el paciente aprenda los hábitos necesarios para llevar una vida más saludable y evitar así el efecto rebote.

Método Rose: postoperatorio

Para llevar a cabo la reducción de estómago con el Método Rose no se realizan incisiones, se hace mediante endoscopia por vía oral. Por esta razón la recuperación de paciente será breve.

Se trata de un proceso ambulatorio, pero en algunos casos se recomienda al paciente el ingreso hospitalario durante 24 horas.

El proceso de realización de los pliegues en el estómago tiene una duración de unas 60 minutos.

Lo más recomendable es que el paciente pase las siguientes 48 horas en reposo, después puede retomar su rutina diaria.

Seguimiento médico después de la intervención

El paciente debe asistir frecuentemente al médico para llevar un seguimiento de su evolución tras la reducción de estómago, y para recibir las directrices necesarias para avanzar en el proceso de reeducación alimentaria. De ello dependerá el éxito del tratamiento.

Limitaciones en las actividades diarias tras el Método Rose

Hasta pasadas 48 horas tras la intervención es necesario que el paciente guarde reposo. Durante los primeros días se deben evitar las actividades pesadas.

El deporte y llevar una alimentación sana son las claves para conseguir el objetivo de perder peso, pero siempre con seguimiento médico.

Alimentación después del Método Rose

Gracias a la intervención del Método Rose se reduce la capacidad del estómago pero tal como hemos mencionado anteriormente, es necesaria la reeducación alimentaria, de la mano de un equipo médico que tras analizar cada caso individualmente, entregarán al paciente un plan nutricional personalizado.

Durante el seguimiento médico y nutricional el paciente aprenderá las pautas para cambiar sus hábitos y mejorar su estilo de vida.

Si quieres saber más sobre el Método Rose, acude a una clínica especializada en cirugía de la obesidad para recibir la orientación necesaria de la mano de profesionales. Y si ya lo has realizado, te invitamos a dejar tus opiniones sobre el método Rose en los comentarios.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *