Tratamientos estéticos más demandados durante la pandemia

El uso de bótox y ácido hialurónico para mejorar el aspecto de la mirada, hilos tensores para conseguir los tan deseados ‘foxy eyes’, así como tratamientos para mejorar eliminar la celulitis y la grasa localizada, se han convertido en las grandes estrellas.

Desde el inicio de la pandemia la demanda de cirugías y tratamientos estéticos ha aumentado considerablemente. A pesar de que los eventos y fiestas han desaparecido del calendario, han llegado las videollamadas en el entorno laboral y personal.

Además el sedentarismo a causa del confinamiento ha dejado secuelas en el aspecto físico, que muchas personas desean mejorar.

Rejuvenecimiento de la mirada

El uso de la mascarilla tiene mucho que ver en el tipo de tratamientos solicitados. La mayoría de estos se centran en mejorar el aspecto de la mirada. Siendo, en el ámbito de la cirugía estética, la blefaroplastia o cirugía de párpados, el tratamiento estrella. Mientras que en la medicina estética la técnica más demandada son las infiltraciones de bótox y ácido hialurónico.

Con el ácido hialurónico es posible tratar las ojeras, unificando el tono y rellenándolas para conseguir una mirada más descansada.

También se busca cambiar la forma de los ojos, haciendo que se vean más grandes y rasgados, esto se consigue con hilos tensores, que se colocan en las sienes, logrando levantar la ceja y la parte superior del párpado.

Tratamientos reductores

Los tratamientos como la presoterapia, radiofrecuencia y los masajes reductores también han sido muy solicitados.

Generalmente este tipo de tratamientos se demandan más en primavera, con el objetivo de estar preparados para el verano. Pero la tendencia ha cambiado, y muchas personas han decidido mejorar el contorno corporal durante el invierno.

El motivo de este cambio en el momento de llevar a cabo el tratamiento es el sedentarismo producido por el teletrabajo y el confinamiento. La gente siente que su abdomen, glúteos y piernas han aumentado de volumen, ha parecido celulitis, y grasa en zonas localizadas… todo esto les lleva a plantearse el someterse a tratamientos estéticos para mejorar su apariencia.

Perder peso y llevar una vida sana

Las redes sociales se han encargado de promover durante el confinamiento, un estilo de vida saludable, comiendo sano y haciendo ejercicio.

Este mensaje se convirtió para algunas personas en una presión social que les obligaba a cambiar su estilo de vida. Salir del confinamiento con kilos de más les ha supuesto un fracaso en su objetivo.

Por este motivo también han aumentado los tratamientos para la obesidad y el sobrepeso. Ya sea por una mayor concienciación sobre un cuerpo sano o por haber aumentado de peso debido a una vida sedentaria.

Más tiempo para la recuperación

Muchas de las intervenciones requieren un período posterior de descanso. Un postoperatorio más sencillo sumado a la posibilidad de teletrabajar, evitando así el tener que pedir una baja laboral, le ofrece al paciente una recuperación más tranquila y privada.

Este es uno de los principales motivos por los que muchos pacientes han decidido someterse a una cirugía estética durante la pandemia.

Las cirugías más demandadas han sido la blefaroplastia y la rinoplastia. Mejorar el aspecto del rostro se ha convertido en un objetivo primordial para muchas personas.

Si estás pensando en someterte a algún tratamiento estético, consulta con un profesional para recibir la orientación necesaria, así como llevar a cabo dicho tratamiento con total seguridad, garantizando los mejores resultados.

Clínicas Dorsia, expertos en Medicina y Cirugía Estética

Clínicas Dorsia en Masquemedicos

Clínicas Dorsia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *