Tratamientos estéticos no invasivos

5 (100%) 2 vote[s]

El avance imparable de las nuevas tecnologías y la innovación en el campo de la cirugía plástica, unido al aumento de la demanda de tratamientos estéticos ha acelerado la aparición de nuevos procedimientos, entre los que destacan los tratamientos no invasivos.

Para quien no haya oído hablar de ellos, cuando hablamos de tratamientos no invasivos nos estamos refiriendo a aquellos procedimientos que no utilizan técnicas de cirugía mayor ni requieren anestesia general.

Tratan las estructuras estrictamente necesarias, simplificando los procesos. Su objetivo es causar el menor traumatismo posible en el paciente, disminuyendo el tiempo de la intervención y el periodo de recuperación.

Esta proliferación de métodos no invasivos se debe a que los pacientes ya no buscan las medidas exageradas o llamar la atención con sus retoques, como podía ocurrir hace unos años. Ahora se persigue la naturalidad, es decir, resultados equilibrados, proporcionados y nada llamativos.

¿Cuáles son los tratamientos estéticos no invasivos más populares?

Rellenos faciales

En los últimos años se ha desarrollado una amplia gama de productos inyectables, así como nuevos tratamientos para realizar el estiramiento de la piel y la eliminación de la grasa no deseada de manera no invasiva. La combinación de estos tratamientos puede significar el ocaso de los procedimientos quirúrgicos para rejuvenecer el rostro.

Podemos destacar productos de relleno facial como el ácido hialurónico que permite restaurar el volumen en todo tipo de depresiones cutáneas (arrugas, pliegues o cicatrices), o la toxina botulínica o bótox que actúa directamente sobre los músculos faciales, reduciendo el movimiento muscular y permitiendo atenuar las denominadas arrugas dinámicas. El bótox es muy efectivo para tratar las arrugas en la frente, el entrecejo y las tan temidas “patas de gallo”.

Hilos tensores

Los hilos tensores son una alternativa más que válida al lifting facial. Son suturas diseñadas para implantarse con la ayuda de una aguja muy fina en los tejidos hipodérmicos (parte profunda de la piel), permitiendo elevar y reposicionar las áreas que presentan una caída gravitatoria de los tejidos, restaurando los contornos de estas estructuras faciales. Es un tratamiento fácil de ejecutar y muy eficaz, cuya recuperación es inmediata y que no deja marcas ni cicatrices.

Liposucción sin cirugía

Existen inyecciones de compuestos químicos para deshacer la grasa como Aqualix. Una solución microgelatinosa, reabsorbible y completamente biocompatible que se aplica con agujas muy finas directamente sobre los depósitos de grasa localizada, ya sea en la cadera, en el abdomen o en los flancos. Una vez inyectado en la zona a tratar el producto se distribuye de forma homogénea y destruya las células grasas.

Una vez eliminado, el depósito de grasa no vuelve a aparecer. Se trata de un procedimiento ambulatorio que permite combatir la adiposidad localizada que no desaparece con el ejercicio o con la pérdida de peso.

Se recomiendan de dos a cinco sesiones repartidas en tres o cuatro semanas. Tras la aplicación del tratamiento el paciente puede volver a la rutina de inmediato.

Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal consiste en la inyección de sustancias no invasivas (minerales, vitaminas, aminoácidos, sustancias homeopáticas…) que permiten disminuir la grasa corporal, la celulitis, la flacidez y las estrías, así como activar la circulación local.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que la cantidad de grasa que se puede eliminar es limitada, ya que con la mesoterapia se extirpa la grasa de las células, pero estas no desaparecen. Por lo que si el paciente vuelve a ganar peso las células tratadas engordarán, lo que provocará que el área tratada recupere su tamaño y su forma anterior al tratamiento.

Mesoterapia facial

La mesoterapia es un tratamiento de hidratación facial que se puede realizar mediante la inyección de vitaminas o de ácido hialurónico.

La mesoterapia facial con vitaminas consiste en la inyección de un complejo nutritivo y poli revitalizante en la dermis que permite combatir las causas y las consecuencias del envejecimiento cutáneo, es decir, las arrugas y la pérdida de firmeza y luminosidad de la piel.

Con la inyección de ácido hialurónico se crea una reserva de agua suficiente que permite asegurar una hidratación óptima de la dermis y la epidermis. Con este tratamiento se rejuvenece el rostro y se elimina el semblante de fatiga del rostro, recuperando el tono y la elasticidad de la piel.

Dr. Julio Puig: director de las clínicas DrPuig.com
Dr. Julio Puig en Masquemedicos

Pedir información

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *