Ortodoncia para niños: tipos y opciones

 

ortodoncia-pequenos

La ortodoncia no solo está reservada para los adolescentes, también existe la ortodoncia en niños. Aunque solamos asociar los aparatos dentales a los adolescentes, los nuevos avances en el sector permiten llevar a cabo tratamientos de ortodoncia tanto en niños como en adultos.

En lo que respecta a los más pequeños de la casa, la ortodoncia más temprana puede aplicarse desde los tres años. Se trata de una ortodoncia precoz, y en numerosas ocasiones actuar pronto tiene la ventaja de evitar un futuro tratamiento.

Ortodoncia en niños desde los 3 años

El odontopediatra es el especialista en odontología infantil que deberían visitar los peques al menos una vez al año. Será éste el que lleve el control de la salud bucodental y, de ser necesario, aconseje visitar al ortodoncista.

Por citar una situación relativamente habitual, podría ser importante corregir una mala oclusión antes de que salga la dentadura definitiva. En ocasiones, por poner otro ejemplo, los bebés presentan asimetrías en el cráneo que pueden ocasionarlas también en las mandíbulas, entre otros factores deformadores de las mismas.  

En estas edades tan tempranas, es importante tener en cuenta una serie de cuestiones, como la necesidad de que el pequeño ya mastique alimentos sólidos y, en fin, sea capaz de asumir los contratiempos que implica llevar un aparato.

Ortodoncia en niños de 6 y 7 años

Si bien la edad en la que es conveniente comenzar un tratamiento varía según cada niño, un momento decisivo para valorar el estado de la boca de cara a una posible ortodoncia son los 6 y 7 años de edad.

En efecto, al margen del control que realice el odontopediatra, en torno a estas edades se aconseja la primera visita al ortodoncista con el fin de poder diagnosticar posibles problemas que precisen actuar cuanto antes.

El niño está desarrollando un crecimiento óseo importante y, en concreto, es el momento en que está obteniendo la dentadura definitiva en lo concerniente al grupo de incisivos superiores e inferiores.

Si los dientes están saliendo de forma correcta, es decir, si se observa en los niños una adecuada erupción dental y la oclusión también es correcta, sencillamente se irán haciendo revisiones anuales.

Tipos: ortodoncia removible en niños y fija

En caso de observarse problemas que requieran tratamientos de ortodoncia, es importante que conozcamos las diferentes opciones. De forma general, básicamente hemos de saber que existen aparatos removibles o fijos:

  • Removibles: Se suele iniciar hacia los 7 años, pues los niños son más conscientes de su utilidad y colaboran positivamente. Nos son útiles para corregir defectos óseos aprovechando la etapa de crecimiento y los resultados dependerán en buena medida del tiempo que se lleven puestos, con unas horas mínimas diarias. En definitiva, son aparatos “de quita y pon”, de material acrílico, que se aguantan en los molares y no hacen daño, con periodos de tratamiento que duran de 6 a 12 meses.
  • Fijos: Se les conoce como brackets. Se trata de la ortodoncia tradicional, unos aparatos cimentados en cada diente y pueden requerir otros aparatos fijos que actúen de complemento. Se utilizan para corregir la oclusión (defectos de posicionamiento de los dientes), pues se controla la posición de cada uno de ellos. Además de los de tipo metálico hoy disponemos también de los de porcelana, mucho más estéticos.

Otros datos de interés

Las ortodoncias infantiles suelen requerir la vigilancia por parte de los padres, así como inculcar al niño la importancia de llevarlos con una actitud positiva para que se muestre colaborativo.

El uso de aparatos, independientemente de cuáles sean, precisan cuidar la higiene bucal de forma especial. Tanto en cuanto a realizar los consabidos cepillados después de comer y, en particular, antes o tras colocar o retirar el aparato removible e igualmente es esencial cuidar su limpieza.

En cuanto al precio de la ortodoncia en niños, el montante oscila en función de distintos factores, como el profesional, posibles promociones, coberturas de seguros dentales o necesidades del paciente. De forma aproximada, suele estar en una horquilla entre los 1.500 y los 3.000 euros, teniendo en cuenta que los aparatos fijos son más caros. Para resolver cualquier duda consulta a tu especialista en ortodoncia en Madrid, Las Palmas, Fuenlabrada, Sevilla o donde tu te ubiques.

Artículos relacionados

Acerca de masquemedicos

Masquemedicos es un buscador de médicos y clínicas con opiniones de sus pacientes.
Esta entrada fue publicada en General, Odontología y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *