5 patologías de la boca vinculadas al estrés

5/5 - (1 voto)

El estrés puede provocar diversas dolencias y daños a nivel físico, llegando a afectar incluso la salud bucodental. Muchas patologías dentales están relacionadas con el estrés, actuando en conjunto con otros factores.

Vivimos un momento histórico que genera un gran nivel de estrés y preocupación para todos, que puede derivar en diferentes trastornos, y algunos de ellos afectan a la cavidad oral. El estrés puede derivar en diversas patologías bucodentales, causando un aumento de la placa dental y un mayor riesgo de gingivitis y sangrado de las encías.

El estrés afecta al sistema inmunológico, que es el encargado de combatir las bacterias causantes de la enfermedad periodontal. Estos son algunos problemas que puede causar el estrés, en la salud de la boca.

Enfermedades periodontales

Cuando se produce sangrado durante el cepillado dental, es posible que exista gingivitis, una enfermedad que también se relaciona con el estrés.

El aumento de cortisol que se genera en las situaciones de estrés puede provocar la inflamación de las encías, así como irritación y sangrado.

Bruxismo

Consiste en rechinar los dientes, generalmente durante la noche, pero en algunos casos también estando despiertos.

Este problema puede hacer que se desgasten los dientes, fracturarlos, retraer las encías, o aumentar la sensibilidad dental.

El bruxismo provoca dolor de mandíbula y/o de cabeza, vértigos o mareos, contracturas y molestias en la columna.

La colocación de una férula de descarga es generalmente la solución para el bruxismo, evitando que los dientes se dañen.

Aftas

Estas pequeñas heridas blanquecinas pueden aparecer en las encías y mucosas, a causa del debilitamiento que sufre el sistema inmunológico por el estrés.

El cuerpo tiene mayor dificultad para defenderse de las bacterias que causan estas úlceras en la cavidad bucal.

Xerostomía

Notar la boca seca también puede estar relacionado con el nivel de estrés. Este afecta al sistema nervioso, haciendo que las glándulas salivares vean alterado su funcionamiento, y en consecuencia el de la saliva, que sirve para neutralizar los ácidos producidos por la placa bacteriana.

Cuando disminuyen los niveles de saliva no sólo se seca la boca, sino que también pueden aparecer caries, mal aliento e infecciones.

Síndrome de boca ardiente

El paciente afectado generalmente puede manifestar dolor en la boca, alteración en el sabor y en la salivación, sin presentar lesiones en la mucosa bucal.

El dolor puede persistir durante años, afectando sobre todo a la punta y los bordes laterales de la lengua. En estados de ansiedad y estrés, el dolor empeora.

La causa de esta enfermedad es desconocida, pero una hipótesis la relaciona con factores psicológicos como la ansiedad, el estrés y la depresión.

Si sufres de cualquiera de estos síntomas explicados para las distintas patologías bucales que pueden estar provocadas por el estrés, acude a la consulta del odontólogo para determinar el mejor tratamiento en cada caso, y recuperar así tu salud bucodental.

Dra. Pilar Garrido Lapeña, Médico Estomatólogo

Dra. Pilar Garrido Lapeña en Masquemedicos

Pilar Garrido Lapeña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.